La Feria Internacional del Libro en Cienfuegos …¿una fiesta?

La Feria Internacional del Libro en Cienfuegos …¿una fiesta?

“Hay menos libros. No es un evento cultural. Muy pocas personas”. Algunos de los comentarios que al inicio de la 25 Feria del Libro en Cienfuegos, ofrecieron algunas de las personas interrogadas.

Parte y parte, de verdad. Pero, ¿de llegar más ejemplares a los estanquillos la convocatoria hubiese sido mayor? Una duda que este año no pude esclarecer, tampoco el anterior. Lo cierto es, que el tema trasciende la promoción, intencionada este año, o la gestión estatal. La aceptación del público a asistir a este tipo de eventos y la preferencia por la literatura, parecen ya no incluirse entre sus prioridades. Cada certamen, deja verdaderamente un sabor amargo, en este sentido.

Sin embargo, en esta edición 25 advertí una mejor organización en el territorio, un estrecho vínculo entre las autoridades de los diferentes sectores de cultura. Se cumplió todo el programa previsto, asistieron los invitados nacionales, y la UNEAC y la AHS aportaron con sus jerarquías artísticas. Vale destacar también las actividades del Pabellón Infantil, con sesiones de lectura, la visitada de reconocidos escritores y compañías de la ciudad. Pero no siempre vasta el esfuerzo.

Entre los aspectos que opacó la principal fiesta de las letras aquí, fue la poca participación. Por ejemplo, en la gala inaugural, apenas se llenó la platea del Teatro Tomás Terry, ni siquiera todos los creadores del territorio se sumaron a la actividad. Y en el programa profesional y literario, con sede en la , a pesar de los excelentes paneles organizados, no superaban las diez personas algunas sesiones.

A penas un 30 por ciento de los textos contratados para la Feria del Libro llegaron a la provincia. Incumplimientos de las editoriales locales, las de otros territorios y retrasos en la producción nacional, fueron algunos de los motivos que limitaron la llegada de los textos previstos. Esto, sin dudas, afecto la dinámica de las ventas, aunque el Centro Provincial del Libro refiere ganancias este año. Sobresale además que las obras de los principales autores contemporáneos apenas llegaron.

Entre los comentarios que también se suscitaron entre las personas y la prensa, fue replantearse el evento como una cita bianual. Considero, sería dar un paso atrás, pero si aportaría este tiempo, en cuanto a calidad, entonces valdría la pena. No obstante, algunas iniciativas como circular boletines con los libros a la venta, el programa de la feria, y comentarios especializados podrían conducir mejor a los lectores e interesados en sentido general. Sería bueno además que la comunidad de intelectuales de la provincia evaluase lo que aporta socializar, intercambiar, e incluirse en la programación de un evento como este, donde se privilegia el conocimiento y la verdadera cultura.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Marleidy Muñoz Fleites

Licenciada en Periodismo. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana. Periodista en el Telecentro Perlavisión,, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *