La impronta del “Eusebio Delfín”

La impronta del “Eusebio Delfín”El estudio cienfueguero Eusebio Delfín, junto al Siboney en Santiago de Cuba, son los dos únicos que radicados fuera de la capital del país, pertenecientes a la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM).

Fundado el 22 de abril de1996, a propósito de la fundación de la ciudad, el estudio Eusebio Delfín, surgió con la intención de preservar y promover el talento artístico de la región central del país.

Interesado en registrar la memoria musical, el cantautor cienfueguero Lázaro García, recabó el apoyo moral y financiero del trovador cubano Silvio Rodríguez, quien colaboró con la materialización de la idea, para salvar lo que de valor se estaba perdiendo. A la distancia del tiempo están mucho más preparados para la preservación de ese patrimonio y acometen también labores de restauración.

Por idea de Lázaro García, se creó el sello Perla, en colaboración con Bis Music, de su materialización surgieron muy buenas placas fonográficas nominadas y premiadas muchas de ellas en el concurso internacional Cubadisco. El estudio participó y tuvo gran peso en el premio Granmy Latino, “La rumba soy yo”, apunta Gustavo Uribarri, actual director del estudio, quien felicitó a la EGREM por su aniversario 45, resaltando su desempeño en la discografía cubana, pues considera que es la raíz de ese sistema.

La Empresa de Grabaciones surgió en 1964, por la necesidad de institucionalizar el disco cubano y desde su fundación ha tenido en cuenta la innovación y calidad de las producciones con el objetivo de difundir los mejores valores de la música cubana.

El estudio se inserta al sistema disquero en la isla, mediante el sello Bis Music al cual pertenecen, por cierto el único de ARTEX en el país, según  los intereses de la Casa  diseñan el plan de producción.

En el Eusebio Delfín han grabado prestigiosos músico cubanos de dísimiles géneros entre ellos: Gerardo Alfonso, Vicente Feliú, el desaparecido , el rey de la tonada Carvajal, Cubanitos 20-02 y la orquesta Anacaona.

Las leyes del mercado…

La discografía es un subproducto de la grabación, pero no es su labor esencial, en un estudio se registran los valores, los talentos, se deja constancia de los que sucede en el país, el CD corre otra suerte más azarosa en dependencia de las leyes del mercado y no responde a la calidad, responde a gustos, modos y modas que en ocasiones no se corresponden  con las calidades de grabación.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *