La sede de la flor nacional

La sede de la flor nacionalEl Jardín Botánico Nacional no solo es un centro educativo e investigativo, adjunto a la Universidad de La Habana, sino también es de referencia obligatoria en cuanto a cultura alimentaria y comida ecológica en Cuba.

Posee una representación de la flora cubana y del resto de las zonas tropicales del planeta, a una distancia apenas de 25 kilómetros al Sur del centro de la ciudad de La Habana. Cubre un  territorio de 600 hectáreas, donde están expuestas unas cuatro mil especies vegetales.

Su Herbario es el segundo de la nación, con más de 100 mil ejemplares de la flora autóctona (de ellos, aproximadamente 300 son tipos), además de una Biblioteca especializada con unos cuatro mil 700 títulos de libros y mil 084 de publicaciones seriadas.

Cuenta con un personal altamente calificado: nueve Doctores en Ciencias Biológicas, cinco Maestros en Botánica, seis jóvenes investigadores y nueve técnicos para la investigación y la docencia.

Una de sus principales tareas de investigación está relacionada con la publicación de la obra “Flora de la República de Cuba”, de la que se han editado ya varios fascículos.

Además de admirar y aprender de una manera amena sobre la flora tropical, de la mano de un guía especializado que le proporcionará toda la información, el visitante puede ampliar su cultura alimentaria.

A su disposición ponen novedosas ofertas y combinaciones saludables de alimentos en los establecimientos gastronómicos de la instalación.

Sus antecedentes datan de 1820, cuando Felipe Poey Aloy comenzó las investigaciones y estudios sobre plantas y animales de la zona, en particular en la Quinta de los Molinos del Rey.

Tras desaparecer, su lugar lo ocupó el Jardín Botánico de La Habana, el cual fue trasladado del área que actualmente comprende el Parque de la Fraternidad y el ala sur del Capitolio Nacional, donde surgió en 1817 el primer jardín botánico.

El herbario del antiguo Jardín Botánico de La Habana constituyó el núcleo, con vistas al desarrollo acelerado de la colecta botánica en el país.

En sus áreas, el investigador Álvaro Reinoso realizó muchos de sus experimentos, por tener parcelas dedicadas al cultivo de caña de azúcar.

Durante algunos años fue administrado por el gobierno colonial español el cual lo devolvió a la Universidad y en su terreno comenzó a funcionar la Escuela de Botánica, la cual compartía sus áreas de estudio con la Escuela de la Segunda Enseñanza.

En 1906, lo inscribieron como sitio de referencia en el Sistema Mundial de Jardines Botánicos. En 1936 experimentó Leonor de que declararan la Hedychium coronarium, llamada Mariposa, como flor nacional de Cuba.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *