La universidad como estímulo al cumplimiento del deber

Universidad como estimulo al trabajoReunidos en la plaza de formaciones de la Escuela Provincial de Preparación para la Defensa, los jóvenes responden al llamado de atiendan todos adoptando la posición de firme. Sin embargo la solemnidad del momento, de la vida militar, no logra esconder el sentimiento colectivo. Las miradas rebosan alegría.

Minutos antes de la ceremonia la soldado Beatriz Castillo me comentaba cómo la nueva oportunidad “me permitirá retomar su anhelado sueño de estudiar licenciatura en Estomatología”, especialidad que no le llegó al final de tres en la Escuela Militar Camilo Cienfuegos.

Los términos generales de su historia se repiten hoy desde otras vivencias. Ramón Mendoza, por ejemplo, vestido con el uniforme de tropas especiales asegura que  “es este el camino más seguro para alcanzar mi meta: convertirme en oficial de la Contrainteligencia Militar”.

Tras los momentos iniciales, el Teniente Coronel Emilio Aleaga, Jefe del Departamento de Personal de la Región militar de Cienfuegos, explica que se trata de la aplicación de la nueva modalidad de la Orden 18 del Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

“Ahora los aquí reunidos asistirán dos frecuencias por mes a las sedes universitarias para cursar las diferentes especialidades, al tiempo que continuarán cumpliendo con sus deberes funcionales en las unidades militares del territorio”, explicó.

En  los minutos que precedieron al acto, el Teniente Coronel  me había expuesto que la nueva modalidad de la Orden 18 establece que, transcurridos los seis primeros meses en el Servicio Militar Activo (SMA) los jóvenes que ya habían optado por carreras universitarias, sometidos durante este tiempo a seguidas evaluaciones sobre su comportamiento, el porte y aspecto etc, reciben como estímulo a su conducta ejemplar la enseñanza superior durante 10 meses; y el licenciamiento a los 18.

“Aquí hay reunidos alrededor de 80 soldados del Ministerio del Interior, las FAR y del Ejército Juvenil del trabajo, los primeros de la provincia en recibir los beneficios de la nueva modalidad.”, había dicho el Jefe del Departamento de personal de la Región Militar.

Emitida en 1979 para favorecer la incorporación de los jóvenes soldados a la Educación superior, como estímulo a conductas excepcionales en el cumplimiento del deber; y una vez concluido el período correspondiente al SMA  la Orden 18 se aplica hoy en virtud de acelerar la formación profesional de los jóvenes a la vez que se preparan para la defensa de la patria.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *