Lactancia Materna: una manera más de demostrar amor

Lactancia Materna: una manera más de demostrar amorLa lactancia materna representa una de las maneras más eficaces de asegurar la supervivencia y la salud de los recién nacidos. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve desde 1992 la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna destinada a fomentar y aumentar el conocimiento sobre este tipo de nutrición.

Festejada por más de 120 países -entre ellos Cuba– desde el primero y hasta mañana siete de agosto, la jornada conmemora también la firma de la Declaración Innocenti, rubricada en 1990 por la OMS y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) como una referencia sobre la protección y el apoyo a la extensión de esta práctica saludable.

En la edición de 2010 el lema se denomina: ” Paso a paso hacia una atención humana del nacimiento y la lactancia” con el objetivo de difundir la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, conocida originalmente Iniciativa Hospital Amigo del Niño.

La idea busca elevar la calidad asistencial a madres e hijos en los centros de salud mediante 10 pasos o metas, destinados a revitalizar procedimientos y asegurar que el personal de salud materna-infantil esté capacitado adecuadamente para aconsejar y apoyar la alimentación infantil óptima.

Cuba participa de este programa desde principios de la década de los 90 del siglo pasado e implementa en la actualidad una estrategia por parte del Grupo Nacional de Puericultura para incidir en la toma de conciencia sobre la necesidad de la lactancia como garantía de salud en los menores de un año.

Estadísticas aseguran que más de un millón de muertes infantiles ocurren en el mundo anualmente debido a la administración, durante los primeros seis meses de vida, de otros alimentos ajenos al producido naturalmente por la madre.

Según los especialistas en medicina neonatal, la leche es el elemento nutritivo por excelencia para el bebé, pues proporciona anticuerpos necesarios para la protección contra enfermedades futuras.

Los niños que son lactados presentan menos probabilidades de contraer diarrea, otitis, anemia por carencia de hierro, alergias e infecciones gastrointestinales y respiratorias.

Favorece el desarrollo cerebral y del sistema nervioso, además de contribuir mediante la succión a una mejor evolución de la estructura bucal y ayuda al crecimiento de dientes sanos.

Apuntan los expertos que la lactancia mantiene el vínculo creado durante el embarazo, pues a través del roce de las pieles, el hijo capta el cariño de la madre, lo cual influye en el futuro equilibrio emocional y afectivo.

La mujer cuando da el pecho a su bebé adquiere una mayor confianza en sí misma, reduce la depresión post parto, facilita la recuperación física y  la interpretación rápida de las necesidades infantiles.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *