Las aristas dolorosas de la crisis global

El abismo económico cada día abate al mundo capitalista tiene sus rasgos peculiares. El primero de ellos es que los gobiernos han puesto en tensión todas sus posibilidades para mantener a flote a los grandes bancos, empresas financieras y algunas entidades productivas, como las automovilísticas.

Aparte de salvar a los bancos, a los fondos de inversiones e incluso a los de riesgo, los gobiernos no hacen mucho por los individuos que doblan la espalda.

La realidad es que transmiten unos pocos reportajes de las grandes televisoras (no les interesa que sea mucha la divulgación), las tragedias dadas a conocer por las agencias de noticias y la amargura en los rostros de las personas en las páginas de muchos periódicos, reflejan una realidad que está muy lejos de las cifras macroeconómicas y muy cerca del infierno que viven los pobres en la Tierra.

Tiene muchos rostros concretos la crisis. Digamos, las 637 mil personas que quedaron sin trabajo en Estados Unidos en el primer trimestre del año. Se habla que habrá cerca de cinco millones de despidos en este 2009.

Eso tiene ramificaciones: los miles que no pueden pagar las deudas de las hipotecas y van a la calle; los barrios marginales de tiendas de campaña y casas de latón que comienzan a pulular pegados a las grandes urbes e incluso dentro de ellas.

Según Europa Press, la está abocada a un recorte de los gastos de salud y educación, golpe terrible para los habitantes del Viejo Continente.

Una de las caras de la tragedia apareció en el sitio Globos.com, cuando se reveló que 13 páginas web en muestran un total de 31 anuncios de ciudadanos que, para poder saldar sus deudas, ponen en venta pulmones, médulas o riñones por precios oscilantes entre 15 mil y un millón de euros.

El diario norteamericano La Opinión publicó el lunes pasado que Lucero Chávez, presidenta de la Asociación de Estudiantes de la Universidad de California (UCSA), explicaba que hacía dos semanas recibió una carta en la cual se le notificaba que debía más de 69 mil dólares en préstamos al Gobierno Federal y, según sus cálculos, habrá llegado a los 200 mil para cuando termine el postgrado de la Facultad de Derecho.

Androulla Vassiliou, secretaria de Salud de la Unión Europea, advirtió de la relación directa que existe entre la economía y la salud, hasta el punto que los vientos de la tormenta financiera han traído al continente el incremento de un 25 por ciento en el número de suicidios y en 15 el de nuevos casos psiquiátricos.

En la actual Letonia, que en la década de los ochenta tenía envidiable nivel de vida, el gobierno acaba de anunciar que los trabajadores de los sectores de la salud y la educación van a sufrir un recorte salarial de entre 20 y 40 por ciento, con la finalidad de hacer los ajustes presupuestarios exigidos por el FMI como requisito para recibir préstamos con el fin de evitar la quiebra de la economía nacional.

Gobierno absolutamente neoliberal, lo cual explica la forma en que se castiga a los trabajadores públicos por la crisis económica, su PIB disminuyó un 10,5 por ciento en el cuarto trimestre del 2008.

En Alemania más de 100 mil asalariados protestaron para exigir un cambio en la política económica oficial y los dirigentes sindicales, como Frank Bsirske, ya hablan abiertamente de lo que sucede: una crisis verdaderamente histórica del capitalismo.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *