Las fuentes energéticas alternativas

Las fuentes energéticas alternativasEl avance en el dominio y aprovechamiento de las fuentes alternativas de energía es la senda más prometedora y segura para el desarrollo humano sostenible.

Cuando se acerca el cinco de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, adquiere preponderancia el hecho de que la propia naturaleza ofrece las opciones de mayor relevancia.

Entre ellas sobresalen la fuerza del viento, los movimientos de las mareas, la energía proveniente del sol, la térmica atesorada en las entrañas de la tierra y la producida por las aguas interiores.

Cuba promueve un programa en esa esfera en correspondencia con sus recursos económicos, encaminado a lograr cada vez procesos productivos y de beneficio social ecológicamente limpios.

En tal propósito figura la producción de electricidad a partir del viento y de los recursos hidráulicos que tienen potencial para aportar centenares de megawatts al país.

La provincia de Holguín es buen exponente de lo que se puede hacer, expresado en el programa eólico del municipio de Gibara y la Pequeña Central Hidroeléctrica que se termina en el de Moa.

Semejantes alternativas forman parte de lo que se conoce internacionalmente como innovación verde, que es la creación y difusión de tecnologías dirigidas a disminuir los efectos del cambio climático.

Se trata de un asunto vital para evitar el agotamiento de los recursos del globo terráqueo, incluida la obtención de variedades agrícolas resistentes a sequías e inundaciones y el paso a técnicas libres de emisiones de dióxido de carbono.

La propia actividad, a veces irracional del ser humano por el desenfrenado consumismo en los últimos decenios de los países desarrollados, es responsable de daños severos al planeta, la contaminación del medio ambiente y el gasto desmedido de reservas minerales y biológicas.

Ellas son causa de fenómenos como el deshielo de los glaciares, el incremento de la desertificación y que millones de personas estén amenazadas de sufrir por falta de suficiente agua potable, entre los problemas.

Por eso, el estimulo al despliegue de tecnologías y productos inocuos para el medio ambiente, desde su concepción hasta el final de su empleo, es prioritario para la vida armónica con el entorno.

El ser humano, en tanto causa, tiene el deber de encontrar las soluciones. El ingenio y sentido de  supervivencia es la mayor esperanza.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *