Las maravillas de la flora cubana

Las maravillas de la flora cubanaLa flora de Cuba se caracteriza no sólo por la variedad, sino también por el endemismo de sus especies exclusivas.

En la formación de ese mosaico ecológico de gran riqueza y diversidad, han influido factores como la temperatura, humedad, las lluvias, los vientos, el tipo de suelo y la insularidad.

El archipiélago cubano cuenta con más de ocho mil especies botánicas, entre ellas, seis mil son plantas superiores, de las cuales más del 50 por ciento son endémicas. Por eso, el país es considerado el principal centro de especiación de las Antillas.

Los huracanes, las corrientes marinas y las aves, han sido los principales transportadores de semillas desde tierras lejanas, que más tarde poblaron el territorio nacional de árboles de madera dura, palmas, arbustos y otras especies.

A su vez, los colonizadores trajeron plantas textiles y oleaginosas; cereales, legumbres, tubérculos, hortalizas y frutas como el mango, plátano (banano), cítricos: naranja, limón y otras variedades.

Pero la especie vegetal exótica más útil introducida en Cuba es la caña de azúcar, la que junto a la palma real constituyen los elementos florales más típicos de la geografía nacional.

Especimenes de gran utilidad a la economía son el tabaco, oriundo de Cuba, y el café, nativo de Etiopía, el arroz, de la lejana Asia, el maíz y el cacao, de la América continental, viandas, y otros.

Un dato curioso es que el árbol más antiguo de Cuba es la palma corcho, considerada un fósil viviente. De acuerdo con su ubicación geográfica, la vegetación de la isla es clasificada en bosque semideciduo, pluvisilva o lluvioso, nublado y espinoso.

Los especialistas cubanos distinguen, además, algunos bosques condicionados por las características edáficas (de los suelos); por ejemplo, los pinares, que colonizan suelos pobres y arenosos; los cuabales (sobre tierras muy erosionadas, secas, formadas sobre serpentinas), donde crece una vegetación con mucho endemismo local.

También sobresalen los charrascales, siempre verdes, con hojas pequeñas, localizados en las faldas de las elevaciones, sobre rocas ultrabásicas (principalmente serpentinas) y menos secos que los anteriores.

Igualmente describen los bosques sobre mogotes, donde por la poca profundidad de los suelos y la baja retención de agua, se ha formado el llamado complejo de vegetación de mogote, el mayor de ellos de plantas xerofíticas.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *