Líderes mundiales abordarán cambio climático en una semana de cumbres

Líderes mundiales abordarán cambio climático en una semana de cumbresLos líderes mundiales abordarán la apremiante cuestión del cambio climático en los próximos días con tres reuniones cruciales  en Washington, Nueva York y Pittsburgh (este de EEUU), en la que ya ha sido  calificada como la “semana del clima”.

 

La negociación internacional bajo la égida de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático debe desembocar, en su reunión de diciembre en  Copenhague, en un nuevo tratado sobre la reducción de emisiones de gases de  efecto invernadero que continúe y profundice los esfuerzos realizados bajo el  Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

Pero la negociación ha chocado durante meses con el desacuerdo entre países ricos y pobres sobre cómo limitar el calentamiento y adaptarse a las consecuencias del cambio climático y sobre quién debe pagar por ello.

Las más de 190 delegaciones en la mesa de negociación no han logrado ponerse de acuerdo hasta ahora sobre la forma del nuevo tratado, ni tan siquiera sobre el procedimiento de elaboración de un borrador.

La presión aumenta así para que se logre un avance significativo en esta “semana del clima”, que comienza el jueves y viernes en Washington con una reunión a nivel ministerial de los 17 mayores emisores de gases de efecto invernadero del planeta.

El próximo martes, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon organizará una cumbre sobre el clima en Nueva York, a la que seguirá la reunión  de jefes de Estado y de Gobierno del G20 -grupo que reúne a las potencias  industriales y a las emergentes- n Pittsburgh (en el Estado de Pensilvania) el  24 y 25 de septiembre.

“Este es un momento crítico para el debate sobre el cambio climático”, afirmó el senador estadounidense John Kerry, que lucha por la aprobación de una  ambiciosa legislación sobre la energía y el cambio climático en el Senado  norteamericano.

“Lo que ocurra ahora en septiembre pondrá en gran medida las bases de lo que se pueda lograr en diciembre”, declaró a los periodistas por teléfono.

“La situación es un poco desesperada y el tiempo apremia”, consideró por su parte el ministro brasileño de Medio Ambiente, Carlos Minc, en declaraciones a  la AFP.

“Si queremos obtener un acuerdo en Copenhague, necesitamos avances reales aquí y ahora”, agregó Minc.

También los grupos ecologistas están de acuerdo en la importancia de que los líderes mundiales marquen la pauta en la lucha contra el cambio climático.

“Esta es una oportunidad única para mostrar una voluntad política y enfrentar el calentamiento global”, afirma Kim Carstensen, jefe de la iniciativa climática de WWF.

“Sin un nuevo y fuerte impulso político en las reuniones de septiembre, las negociaciones climáticas podrían estar condenadas al fracaso”, agrega.

Los principales escollos son el nivel de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento, y la financiación. Los países pobres y emergentes consideran que Estados Unidos, Japón y la son los responsables históricos del calentamiento actual.

Los países ricos lo reconocen, pero afirman que el problema del cambio climático no podrá resolverse si China, India y Brasil -los grandes emisores del futuro- no se comprometen también con objetivos.

Esta semana todas las miradas estarán puestas en los dos mayores emisores de CO2, Estados Unidos y China, cuyos líderes deberían marcar sus posiciones en  la cumbre especial de la ONU en Nueva York.

“La pregunta crucial es ésta: ¿podemos forjar una asociación que actúe con la suficiente audacia para evitar una catástrofe climática?”, se pregunta Kerry.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *