Todo lo que debes conocer sobre la ley Helms-Burton

Todo lo que debes conocer sobre la ley Helms-Burton

La Ley Helms-Burton es un Proyecto legislativo nombrado “Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana”, que contempla la internacionalización del bloqueo; la negativa de créditos y ayuda financiera a países y organizaciones que favorezcan o promuevan la cooperación con Cuba; dificultando la inversión extranjera en Cuba. Fue firmado el 12 de marzo de 1996 por el presidente estadounidense Bill Clinton.

Recientemente, el 2 de mayo, la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, tomó otra medida hostil contra Cuba con la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, un acápite que recibe gran rechazo a nivel nacional y foráneo.

¿Qué es la ley Helms-Burton?

Fue establecida en 1996, a propuesta de los congresistas   estadounidenses Jesse Helms y Dan Burton. Su nombre oficial parece un chiste de los muy malos: Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana.

Está integrada por cuatro títulos. El primero contempla la internacionalización del bloqueo económico, comercial y financiero contra la nación antillana. El segundo plantea una especie de plan de transición política aquí y de intervención de Estados Unidos (EE.UU.) en nuestro futuro.

El tercero manifiesta que los reclamantes de propiedades nacionalizadas o expropiadas en Cuba deben ser protegidos, para lo cual establece normas que incluyen la posibilidad de demandar ante tribunales estadounidenses a entidades que “trafiquen” con esas propiedades.

Mediante el IV se prohíbe la entrada a la nación norteña de ejecutivos y sus familiares, y de dueños de entidades que “trafiquen” con las propiedades nacionalizadas o expropiadas. Aquí aparece esa palabra otra vez (“trafiquen”), a través de la cual se intenta simular un ambiente de ilegalidad en las relaciones comerciales, que no es  real.

¿Quién la firmó?

William Clinton fue el mandatario norteamericano que firmó y puso en vigor esta ley. Lo hizo exactamente el 12 de marzo de 1996.

¿Cuáles fueron sus antecedentes?

Los antecedentes de la Helms-Burton no se reducen a la primera mitad de la década de los años `90 del siglo XX, ni siquiera a todos los hechos contra el país realizados y promovidos después de 1959. En este punto tenemos que remontarnos a mucho antes, desde la Doctrina Monroe en 1823 y a otros disímiles acontecimientos.

¿Qué consecuencias tiene para Cuba?

Sus efectos no pueden expresarse en cifras, pero son enormes como intento de sumergir a la población de la isla en la desesperación y crear temores en inversionistas y grandes empresas de todo el mundo.

Muchas de las propiedades nacionalizadas o expropiadas son hoy hospitales, hogares maternos, escuelas y otros centros de beneficio popular.

¿Qué instrumentos jurídicos viola la Ley Helms-Burton?

Atenta contra la libertad de comercio e inversión. Viola las leyes y los derechos humanos del pueblo cubano, la Constitución de los EE.UU y varias normas jurídicas de ese país; así como numerosos estatutos del derecho internacional que regulan las relaciones políticas, económicas, comerciales y financieras entre los Estados.

¿Quiénes la rechazan?

Es repudiada por numerosas naciones, especialmente las que tienen relaciones económicas con Cuba, incluidas grandes potencias como China y Rusia, y hasta aliados de EE.UU, donde varios empresarios también están en su contra.

¿Por qué ningún presidente de EE.UU. ha implementado el Título III?

La más elemental cordura lo hacía permanecer solo en el papel, por su amplio carácter extraterritorial. Es casi irracional que planteen la posibilidad de demandar ante tribunales a quienes tengan negocios con empresas y otras propiedades cubanas, nacionalizadas hace más de 50 años, como también eliminar escuelas y hospitales para entregar las construcciones a unos dueños que en muchos casos ya no existen y fueron explotadores y asesinos.

Los mandatarios anteriores evitaron su aplicación mediante órdenes de suspensiones temporales de seis meses. Hacerlo, aplicarlo, podría crear conflictos con los países que tienen intereses económicos en la ínsula caribeña.

¿Por qué Donald Trump amenaza con aplicar su título III por primera vez en la historia?

No es algo aislado. Forma parte de la estrategia contra toda la izquierda de la región. Cuba ha recibido varias acciones recientes, como el retiro de diplomáticos estadounidenses del país por supuestos ataques sónicos, y la reducción del tiempo de validez de las visas B2 para nacionales cubanos en EE.UU, de cinco años con múltiples entradas  a tres meses con una sola oportunidad de ingresar al territorio norteamericano.

¿Cuántas demandas que podrían resultar por el Título III de la Ley Helms Burton?

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha dicho que el Título III podría producir hasta 200,000 reclamos que alcanzan un valor de decenas de miles de millones de dólares, dada la escala de expropiación después de la revolución cubana y del exilio a los Estados Unidos.

La legislación no permite reclamos a propiedades residenciales que aún se utilizan para fines residenciales. Los reclamantes deben demostrar la propiedad del inmueble y que fue confiscado.

¿Quiénes podrían ser afectados?

Las empresas europeas y canadienses son los principales inversionistas extranjeros en Cuba, con inversiones enfocadas en turismo, minería, bienes raíces, ron y cigarros. Las empresas chinas también han hecho algunas inversiones.

¿Qué alternativas tiene Cuba para continuar con sus planes de desarrollo económico en un contexto tan complejo?

Toda esta situación tiene un efecto económico, pero resulta imposible otro Período Especial aquí. El país tiene relaciones comerciales fuertes y proyectos de inversión a largo plazo con múltiples naciones.

La nueva Constitución, los pasos dados como parte del Plan de la Economía hasta el 2030, los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, la infraestructura interna, y otras acciones dentro del país crean un escenario muy distinto al de aquel momento.

En 1990, por ejemplo, comenzaba a definirse el turismo como esfera económica prometedora que recibió ese año unos 340 mil extranjeros.

Hoy, el desarrollo en esa área es mucho mayor, con varios  millones de visitantes cada año.  A eso se suman la exportación de servicios en la actualidad, el progreso de la Biotecnología y la Industria Farmacéutica, la diversificación de las fuentes de energía, que antes dependía totalmente de combustible, y otros muchos factores.

Los avances dependerán siempre, en gran medida, de nosotros mismos y nuestra capacidad para producir, ahorrar y construir un futuro de progreso. Cuba se mantiene como referente de la política internacional, con una diplomacia fuerte y prestigiosa, elementos esenciales para encontrar alternativas en el plano mundial, sin jamás olvidar las esencias.

Todo lo que debes conocer sobre la ley Helms-Burton

Todo lo que debes conocer sobre la ley Helms-Burton

Vía: ACN, Mesa Redonda, Cubahora

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *