Logran talleres de manualidades, mayor integración escuela-familia y comunidad en la enseñanza especial cienfueguera

Logran talleres de manualidades, mayor integración escuela-familia y comunidad en la enseñanza especial cienfueguera

Propiciar un mayor intercambio entre la escuela, la familia y la comunidad en función del desarrollo integral de niñas y niños con necesidades educativas especiales de la comunicación es promovido en la escuela especial “Jose Luis Tassende” en el casco histórico de la centro sur provincia de Cienfuegos.

Melisa, Abraham, Jennifer y Leandro son cuatro de los más de 20 niñas y niños de seis años protagonistas del proyecto “Creando Lazos”. Ellos han aprendido a dibujar, hacer juguetes con los abuelitos, a leer, escribir, les gusta jugar con mamá y papá, son felices aquí.

Talleres de manualidades desde el curso anterior propician espacios que permiten aprender a vivir en armonía, con adecuadas maneras de convivencia.

Yilian Yanes Terreyro, es la instructora de arte de la escuela quien ideó este proyecto que lleva ya un curso en práctica, de los avances logrados declaró a este medio que: ”Hemos alcanzado logros, vemos familias que se integran, el apoyo de los abuelos, la alegría de los niños, como nos buscan, nos piden más actividades, como los abuelitos visitan la escuela y los padres están presentes en todas las actividades que realizamos”:

Por su parte la maestra, Dainurys Vázquez Coll, expresó que: “Este proyecto les ha propiciado un mejor desarrollo en su pronunciación, en tener un lenguaje más coherente, más lógico, más largo, porque ellos explican el qué hicieron, cómo lo hicieron y con quienes lo hicieron”

La triada escuela- familia-comunidad en función de la calidad de la enseñanza es la motivación esencial de este proyecto ideado por la instructora de arte del centro que hoy regocija a todos.

Ismeli Enrique Dorta, madre de Abraham dice que: “Este proyecto ha incentivado que los niños se expresen mejor, y nosotros en la casa los ayudamos a continuar con los ejercicios”.

Eduardo Padrón Gómez, padre de Cristian Eduardo reconoce la valía del proyecto porque: “ En el caso del niño mio que tiene el síndrome de Prader Willy, con situaciones específicas y muy especiales, lo ayuda a socializar, a ampliar sus conocimientos, lo ayuda a tener que buscar formas de comunicarse, incluso antes usaba más la mímica, ahora la usa menos, ya pronuncia las palabras, ya lee, ya cuenta, ya escribe, entonces uno se da cuenta de que sí, que el proyecto los ayuda a mejorar y a aprender mucho más”.

Armando Moroño Guerrero, abuelo de Mauro se siente satisfecho porque: “La proyección de esta experiencia en la casa es vital, se van interrelacionando los conocimientos, las habilidades que adquieren aquí”.

Carmen Hevia Vega, del Círculo de abuelos que trabaja en el proyecto se siente muy a gusto ya que ha visto que: “Se desarrolla mucho la mentalidad del niño, su control y se relaciona mucho con las personas ya sean igual a ellos como mayores, con todas las personas que están a su alrededor”.

Pinturas, colores, dibujos, literatura, artesanías, juegos, una amalgama de las artes plásticas que contribuyen al desarrollo comunicativo de niñas y niños en su más amplia preparación para la vida.

El autor

Naylet Hernández Blanc

Licenciada en Periodismo. Periodista del Telecentro Perlavisión.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *