Los Bufetes Colectivos en Cuba, más de medio siglo al servicio de la sociedad

Los Bufetes Colectivos en Cuba, más de medio siglo al servicio de la sociedad

El ejercicio de la abogacía en Cuba data de la época de la colonización, con la llegada de los españoles a la Isla comenzaron a introducirse las estructuras propias de una colonia y su manera de administrar justicia. Prominentes patriotas de la gesta independentista de 1868 como Carlos Manuel de Céspedes, primer Presidente de la República en Armas, el Mayor Ignacio Agramonte, y Perucho Figueredo, autor del Himno de Bayamo, hoy Himno Nacional, fueron abogados, dirigentes de ese gremio y representaron el pensamiento más revolucionario de la época.

En 1909 entró en vigor la Ley Orgánica del Poder Judicial, la cual refrendó la obligación de la colegiatura como requisito para ejercer la profesión. Y la Constitución de 1940 la acogió, también, entre sus postulados.

Sin embargo, el acceso de buena parte de la población a los bufetes era casi una quimera dadas las altas tarifas en una sociedad donde la mayoría de la población vivía dentro de los límites de la pobreza.

Con el triunfo de la Revolución comenzó un cambio paulatino de todo el sistema judicial burgués heredado de la neocolonia. Los nuevos estatutos del Colegio de Abogados fueron aprobados en 1962, y en diciembre de 1964 la Junta de Gobierno de ese órgano propuso al Ministerio de Justicia la creación de Bufetes Colectivos, y el 22 de enero de 1965 se aprobó la iniciativa, bajo la jurisdicción del Colegio de La Habana y orientación y supervisión del Ministerio de Justicia.

Desde ese instante comenzó un proceso de perfeccionamiento encargado de garantizar que cualquier individuo, sin importar raza, religión, sexo o condición económica, pudiera acceder a los mejores abogados del país, estableciéndose una tarifa única con precios asequibles.

La organización nacional de los Bufetes Colectivos es una entidad autónoma, de interés social y carácter profesional, con patrimonio propio y personalidad jurídica amparada en el Decreto-Ley No. 81 de 8 de junio de 1984 del Consejo de Estado e integrada voluntariamente por juristas, quienes en el ejercicio de sus funciones sólo deben obediencia a la Ley donde predomina la ética profesional, la cultura intelectual, estética y la eficacia en su gestión.

Actualmente en los casi 200 Bufetes colectivos que funcionan en Cuba se brinda representación legal en todas las materias del Derecho tanto a personas naturales como jurídicas, extranjeras y ciudadanos cubanos residentes en el exterior. También están los Bufetes de Servicios Especializados que ofertan, además, asesoría jurídica a la población de manera gratuita.

La Organización jurídica tiene también entre su objeto social a través de su editora, la producción y comercialización de forma mayorista publicaciones y materiales especializados, en pesos cubanos y pesos convertibles al costo, según nomenclatura aprobada por el Ministerio de Comercio Interior y de forma minorista publicaciones y materiales especializados en temas jurídicos, solo en ferias organizadas por el Instituto Cubano del Libro u otras de carácter internacional y fuera de éstas para los abogados adscriptos a la Organización Nacional de Bufetes Colectivos u otros juristas , en pesos cubanos y pesos convertibles. Además de realizar cursos, eventos y seminarios de carácter profesional en su materia para la superación de sus miembros.

A 51 años de la creación de esta institución cubana socialista , los Bufetes Colectivos siguen apostando su experiencia al servicio del pueblo.

Esperamos sus comentarios en Facebook y sus RT en Twitter

El autor

Naylet Hernández Blanc

Licenciada en Periodismo. Periodista del Telecentro Perlavisión.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *