Lyzander y el síndrome de la felicidad

Lyzander y el síndrome de la felicidad

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad multisistémica poseedora de una gran variedad de presentaciones clínicas. LyZander Almaguer Tejeda, sufre de esta enfermedad crónica, y ha permanecido más de la mitad de su vida anclado a una cama de hospital, aislado del mundo exterior, pues un virus o una bacteria pueden complicar la débil defensa de su organismo.

Difícil imaginarlo distinto a como es ahora: risueño, tranquilo. Lyzander Almaguer Tejeda tiene dieciocho años y posa para la cámara sin preguntarse por qué todos quieren saber de él, o el motivo de incontables afectos recibidos en la sala de Hematología, del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos.

Al respecto la Doctora Ercys Roxana Gerón, Especialista en Pediatría de esta institución nos cuenta que: “en el caso de él, el debut fue alrededor de los ocho años de edad, primero debutó con un síndrome pulpúrico, que se siguió por hematología durante varios años, posteriormente aparece un cuadro diarreico crónico que se le realiza tomografía y se encuentra inflamación a nivel del intestino, por lo que se hace necesario su traslado al Centro de Referencia Nacional, Instituto de Gastroenterología, donde es estudiado posteriormente, allí se les realiza múltiples pruebas inmunológicas, entre ellas las pruebas específicas para el lupus constatándose y planteándose por el grupo nacional ya de en coordinación con Reumatología, Nutrición y Gastroenterología la posibilidad de una Enteropatía Lúpica.

Su ingreso en esa institución, en el 2008, se prolongó por más de 90 días, dada la gravedad de su padecimiento. Le fue diagnosticado un lupus eritematoso, enfermedad multisistémica y crónica que afecta múltiples órganos del organismo y muy poco frecuente, la cual ocasiona fiebres, anorexia, así como la pérdida de peso y alteraciones neurológicas.

A pesar de todo lo que ha tenido que enfrentar en tan corta vida, cuando Lyzander ríe, contagia de felicidad al resto, al saberlo recuperado de aquellas jornadas en que los pronósticos médicos y las expectativas de vida eran “reservados”.

Nélida Tejeda, mamá de Lyzander comentó que: “después de tres años, con una inmunóloga que había en aquel hospital y por las características del cuadro, Lyzander que hacía anemia, trombocitopenia, también vasculitis, se le determinó, a partir de distintas pruebas un Lupus Eritematoso”.

La doctora Ercys Roxana Gerón, especialista de Pediatría, tuvo a su cargo la atención del pequeño, junto a un amplio equipo multidisciplinario. La Doctora Ercys Roxana Gerón, Especialista en Pediatría de esta institución cienfueguera de manera afectuosa expresó que: “ya él está entrando en una etapa que va hacer un adulto joven, pero para nosotros sigue siendo nuestro niño grande”.

Lyzander resistió a todo. Los síntomas fueron cediendo ante la efectividad de los fármacos indicados, lo que le ha permitido insertarse en la vida social como estudiante de la tan añorada carrera de Educación Logopedia.

Sus padres no se cansan de agradecer al sistema de salud cubano, que aunque difícil en su gestión siempre le han garantizado a Lyzander los medicamentos que requiere para su tratamiento.

Para ellos, su hijo continúa siendo ese muchachito activo, juguetón e inteligente. Las horas trágicas son para ambos, recuerdos extraviados en la felicidad que el niño de sus ojos les regala.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Mariely Salcedo Morales

Licenciada en Comunicación Social. Periodista del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *