María Emilia Quesada Blanco, la más longeva de todos los cienfuegueros

María Emilia Quesada Blanco, la más longeva de todos los cienfuegueros

Pudiera ser Maria Emilia Quesada Blanco la musa inspiradora de esta hermosa composición del cantautor Alberto Cortez. Qué no podrá saber de edades añosas esta mujer si es ella una sobreviviente de la raza humana.

“La vejez es la antesala de lo inevitable,

el último camino transitable

ante la duda ¿ Qué vendrá después?

La vejez es todo el equipaje de una vida,

dispuesto ante la puerta de salida

por la que no se puede ya volver…

“Yo nací el 5 de enero de 1901, a lo mejor como estoy vieja creen que la fecha de inscripción que consta en mi carné de identidad no coincide con mis años, pero yo puedo asegurarle que es verdadera-asegura la anciana.

En Cienfuegos existen 68 centenarios y Maria Emilia es la más longeva de toda la población que hoy existe en el centro sur cubano. Nunca imaginó una existencia tan larga. Jocosamente nos cuenta que con los pocos ingresos de empleada doméstica ahorró dinero por más de 5 ocasiones para pagar su fallecimiento, tiempos pasados donde los servicios fúnebres eran tan costosos como la vida misma…pero la muerte demoró su presencia y su pequeña riqueza tomó mejores destinos, visitó el santuario del cobre en Santiago de Cuba que era su gran sueño, ayudó a familiares necesitados y como buena cristiana donó fondos para la iglesia católica.

“Y como después del triunfo de la Revolución cubana el entierro no costaba entonces ya no ahorré más, sinceramente, nunca imaginé que llegaría a los 115 años”

Maria Emilia proviene de una familia muy humilde. Sus padres criaron a 16 hijos, 9 hembras y siete varones, un hogar lleno de amor pero también de muchas necesidades.

“Imagínate mi mamá era ama de casa y mi papá se pasaba todo el tiempo buscando trabajo. Recuerdo que decía hay Dios mío cuando le compro los zapatos a uno ya  los otros lo tienen rotos. Muchas veces a penas teníamos que comer pero lo que nunca faltó fue el cariño. Mis padres se amaron mucho y nos enseñaron  que los hermanos debían estar unidos y quererse”

Cuando el triunfo de 1959 María Emilia ya tenía casi 60 años. Hubiera querido ser más joven para estudiar música y convertirse en una gran violinista que era su gran sueño. No pudo aprender a entonar la canción preferida pero se consuela de aún recordar su letra.

“En el tronco de un árbol una niña

grabó su nombre henchida de placer

y el árbol conmovido allá en su seno

a la niña una flor dejó caer”

Esta anciana cienfueguera conserva intacta su memoria, recuerda cada pasaje de su vida, lo duro que fue despedir a sus padres y a todos sus hermanos de sangre. Reconoce que por ser exigente en sus gustos no encontró al hombre de sus sueños. Pero su fe cristiana le ha permitido regalar y recibir amor todos los días de su vida. Odia las guerras y confía en la juventud.

“A pesar de ser tan vieja me gusta relacionarme con los jóvenes y pienso que poseen virtudes aunque creo pudieran ser mejores si desde el hogar se le enseñaran valores de amor, nobleza, responsabilidad y respeto”- asevera.

A 115 años María Emilia lee sin espejuelo, se baña sola y todavía sus piernas le responden. Cuando esta periodista le brindó ayuda para que se levantara de su sillón levantó sus manos y dijo yo sola puedo levantarme. Se puso de pie con destreza y comenzó a caminar por toda la casa.

Ya no le teme a la muerte y cuando le pregunto cuántos años más quisiera vivir me responde.

“Lo que Dios quiera, lo que él decida. Sólo le pido morir con mi mente clara y que no tenga que ingresarme para no darle trabajo a quienes me cuidan”.

Así piensa Maria Emilia, una anciana perlasureña que aún conserva brillo en sus ojos. Venerada mujer que ya no reza por su salud sino por la de quienes la rodean. Al finalizar la entrevista quiso bendecirme y con gusto accedí. Cómo negar una acción tan noble a quien ha sido coronada por la vida y ha burlado la muerte durante 115 años.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

webmaster

Equipo de Desarrollo de la Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos. Fundado el 5 de Septiembre de 2000.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *