Mascarillas ¿Moda o salud?

Mascarillas ¿Moda o salud?

La actual etapa de contingencia sanitaria impuso el uso permanente de los nasobucos. Su confección y diseño revela los más variados modelos. Sin embargo, el estilo no debe interferir con la funcionalidad de la mascarilla.

La obligatoriedad del uso del nasobuco ha hecho que este insumo se convierta en una prenda imprescindible. Como una suerte de mascarilla para evitar la propagación de partículas portadoras de la covid-19, estos accesorios llegaron para quedarse.

El diseño ha evolucionado en el tiempo y así, pasamos desde los iniciales que tapaban casi la totalidad del rostro a algunos con modificaciones para ahorrar material o simplemente para estar a la moda. El problema con estas alternativas es que las mascarillas pierden, en muchas ocasiones su funcionalidad.

Julio Rodríguez opina que “lo que siempre ha convocado a la gente es la moda, y el nasobuco no escapa de ello. En las redes sociales encontramos algunos modelos bastante particulares”. Por su parte, Ileana García piensa que “la necesidad de cuidar la salud es lo más importante, la combinación con la ropa queda en segundo plano”.

“La mascarilla debe cumplir con las medidas para que queden protegidas la boca y la nariz. La evolución del diseño ha desprotegido a las personas, muchas veces no se tienen en cuenta la tela ni las capas necesarias”, agregó Esteban Pérez.

La variedad de cubrebocas es infinita, pero, más allá de las tendencias imperantes y la combinación con el atuendo, los nasobucos necesitan modelos óptimos para garantizar el cuidado de la salud.

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *