Mederos, la familia cienfueguera que más miembros tuvo en el alzamiento del 5 de Septiembre de 1957

Mederos, la familia cienfueguera que más miembros tuvo en el alzamiento del 5 de Septiembre de 1957

La historia de la familia cienfueguera de los Mederos, la que más miembros incorporó a la sublevación popular armada de marinos y civiles del 5 de septiembre de 1957. Su legado pasa de generación en generación a través de las memorias de la abuela Deisy.

– Una vez más como tantas veces desde que Antuan tuvo uso de razón, la abuela Deisy saca sus fotos y se sienta a la mesa con él.

“Tu bisabuelo era un joven alegre, jaranero, muy humilde, pero muy honrado. …Casi no pudo ir a la escuela, pero nos enseñó buenos modales y a ser honrados…”

Acaricia con sus manos la fotografía del esbelto muchacho de tez negra con un sombrero a la usanza de los años 50 del pasado siglo y sigue….

“Siempre fue una persona que tenía sus ideales, de querer vivir de forma distinta, sin las injusticias del tirano Fulgencio Batista, por eso estuvo incorporado al movimiento “26 de Julio” a la lucha que todos esperaban triunfara, por eso fue aquella madrugada sin que lo supiéramos en casa a levantarse en armas”. batista

Entonces Deisy Mederos Lescano le cuenta de la heroicidad de su padre y tíos aquella madrugada de septiembre, hace 58 años..

Corría 1957. Ella tenía 16 años, pero recuerda como si fuera hoy, que fueron tres los hijos de la numerosa familia, todos marineros del Distrito Naval de Cienfuegos, quienes se levantaron en armas: Gualberto, Galo y Heriberto, su padre.

Dos de ellos caerían aquel 5 de septiembre.

“Mi casa era de madera y los casquillos del bombardeo de la fuerza aérea de la tiranía entraban constantemente… Mi madre nos sentó en el piso, en un rinconcito, protegidos. Papá no estaba en casa, pero como era habitual, pensamos que estaba de guardia.

En medio de aquel tableteo de ametralladoras me quedé por un instante dormida, estaba cansada… entonces soñé por un instante y vi a mi papá vestido de marinero que me daba un beso y creo yo que ese sería el momento en que el cayó… es que como si me hubiera dado un beso de despedida.

Huellas en la hija más pequeña de Heriberto Mederos, fragmentos de la memoria que comparte con Antuan Silva Fang, -su nieto más pequeño-, de la noche en que lo perdió ametrallado mientras combatía en el Colegio San Lorenzo, uno de los escenarios de la sublevación armada de marinos y civiles.

“Se que mi bisabuelo Heriberto era marinero de primera y que cayó en la azotea del Colegio San Lorenzo, en el Parque Martí, escenario principal de aquella gesta, recuerda el Tercio Táctico de Batista, y que mi tío- abuelo, Galo, era sargento.

“Tenía a su esposa embarazada, su hijo nunca lo conocería”, él recibió una ráfaga en las piernas, y aunque quedó vivo, los soldados se lo llevaron y no lo atendieron, lo dejaron morir”, repite con pesar el muchacho la historia tantas veces contada por su abuela: “los combatientes recibieron un trato inhumano, sus familias nunca rescataron los cadáveres porque fueron tirados a una fosa común”

Ese día no hubo velorio ni entierros en Cienfuegos.

Sabe también el joven que pronto iniciará la Universidad, que el origen pobre y negro de los “mederos”, les impidió estudiar, una de las tantas vergüenzas del régimen que ellos se proponían cambiar.

Juntos como tantas veces, nieto y abuela, recuentan a triste y bella historia de sus antepasados, ahora próximos a la efeméride más importante de la ciudad..

Deisy: “A pesar del dolor que siento como hija, estoy orgullosa de que mi papá haya participado en aquella gesta, que aunque fracasara como acción, aportó mucho al proceso revolucionario, alentó a los que estaban alzados en la Sierra Maestra”.

Antuan: “Mi madre y mi abuela, mis familiares van todos los años a la peregrinación que hace el pueblo hasta el cementerio para hacerle homenaje. Es un momento en que aún se percibe el amo a sus seres queridos, y veo que la gente nunca olvida, nunca van a olvidar ese hecho…”

Reencuentro con la historia común que abuela y nieto comparten, también el orgullo de su pasado heroico: pertenecer a los Mederos, la familia cienfueguera que más hijos entregó (tributó) al 5 de septiembre.

Etiquetas:

El autor

webmaster

Equipo de Desarrollo de la Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos. Fundado el 5 de Septiembre de 2000.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *