Yo no estoy contra Fidel ni en un juego de pelota

Yo no estoy contra Fidel ni en un juego de pelota

El 24 de julio de 1959, el estadio del Cerro (hoy Latinoamericano) es escenario de un singular encuentro de béisbol, destinado a recaudar fondos para la Reforma Agraria.

Tanto en La Habana como en el resto del país, se han desarrollado funciones especiales en los espectáculos deportivos con el fin de recaudar fondos para la Reforma Agraria. El béisbol, deporte nacional, no puede faltar.

Los equipos contendientes son Policía Militar y Barbudos, el cual tiene entre sus bateadores el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Se anuncian como lanzadores a Fidel Castro y a Camilo Cienfuegos. Pero cuando el Señor de la Vanguardia entra en el terreno, lo hace con el uniforme de Barbudos y una mascota de receptor. Los periodistas se le acercan. “Yo no estoy contra Fidel ni en un juego de pelota”, declara el Héroe de Yaguajay. La llegada del Jefe de la Revolución provoca una estruendosa ovación entre la numerosa afición que se ha dado cita en la instalación.

El juego comienza y el abridor de los Barbudos retira la primera entrada sin problemas.

En otro inning, hay un roletazo a la derecha del inicialista que lo aleja de la base. Fidel cubre raudo la primera almohadilla y gracias a eso logran el out. Cuando le toca al no les fue bien a los comandantes.

Camilo, en dos strikes, quiso sorprender al tercera base rival, que estaba jugando muy atrás, pero el toque salió foul y Maestri decretó el ponche por regla. Fidel, en su única vez al bate, fue dominado en roletazo al cuadro. El juego terminó 3-0 a favor de la Policía Militar.

Una vez más, la unidad entre los líderes rebeldes se puso de manifiesto.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *