No habrá impunidad ante los precios abusivos y los especuladores que afectan al pueblo en Cienfuegos

No habrá impunidad ante los precios abusivos y los especuladores que afectan al pueblo en Cienfuegos

Una suerte de batalla se está librando en Cienfuegos, día a día, contra quienes pretender medrar a cuenta de sus semejantes y, de paso, afectan los propósitos de la Tarea Ordenamiento.

Desde octubre comenzó a verificarse en la provincia una progresiva tendencia alcista en los precios, sobre todo en lo vinculado al sector del trabajo por cuenta propia en la venta de productos alimenticios, textiles y de ferretería. También en los servicios prestados en peluquerías, barberías, manicures, cafeterías y paladares…

Desde el mismo inicio del fenómeno, el Grupo de enfrentamiento provincial comenzó a contrarrestarlo, pero se agudizó, y hoy las propias autoridades del territorio reconocen lo que ello implica.

Fara Iglesias González, funcionaria del Gobierno provincial y coordinadora del Grupo de enfrentamiento a ese nivel, explicó a Granma que se sistematizó el control para impedir la impunidad. No obstante, pese a la elevada cifra de multas aplicadas (más de 3 000 solo desde el 15 de noviembre) y la cierta contención derivada de dicho accionar, continúan apareciendo ilegalidades».

La funcionaria subrayó que se elevará el rigor y «la exigencia en las inspecciones ante las violaciones de precios cometidas por carretilleros, los cocheros ilegales y los trabajadores por cuenta propia que vendan productos que no formen parte de su actividad».

Destacó la integración en la labor de varias autoridades reguladoras. «Podemos decir con toda certeza que, donde detectamos esa indisciplina, ilegalidad o violación, conminamos a que se venda al precio topado a partir de las nuevas resoluciones dictaminadas», sostuvo.

«También mantenemos una sinergia con la información aportada por el grupo Observatorio de precios».

Sobre la base de la denuncia, se enfrentaron hechos delictivos asociados a la venta ilegal de cemento, así como a quienes ofertaban la «pata» de cebolla a 250 pesos, cuando el gravamen establecido es de 40 pesos. En el mismo lapso hubo 23 decomisos, y la Unidad Estatal de Tráfico retiró un número considerable de licencias a cocheros.

De acuerdo con el primer secretario del Partido en Cienfuegos, Félix Duartes Ortega, «la responsabilidad es vital en un asunto de máxima importancia que para nada le resulta ajena a la militancia del Partido».

Consideró que al margen de las acciones realizadas en los últimos meses y la intensidad cobrada por estas en los días más recientes, en el enfrentamiento al alza de los precios en determinadas actividades, «reconocemos que todavía no hemos podido frenar el fenómeno».

Duartes Ortega señaló que, solo en la última semana fueron aplicadas más de 600 multas en la provincia. Añadió que en los últimos 15 días, se retiraron unas 20 licencias a carretilleros, se clausuraron ocho puntos de la agricultura urbana y suburbana y tres cafeterías privadas.

Pero a su juicio, no basta con eso. Ha de redoblarse el combate e informarle a la población cuánto se hace.

En opinión del gobernador de Cienfuegos, Alexander Corona Quintero, «los Consejos de la Administración deben poseer la suficiente capacidad para analizar los precios y toparlos, para lo que se precisa analizar cada caso, producto a producto. Para formar un precio es necesario crear una ficha de costo. Nadie puede inventar ni elevar las tarifas de forma injustificada, aquí no se van a permitir los precios abusivos en contra de la población».

Corona Quintero significó la articulación, desde la provincia, de grupos de trabajo que están recorriendo cada lugar, como igual se realiza en los municipios con sus sistemas de enfrentamiento, y sus respectivas estructuras, porque no va a reinar nunca la impunidad. En esa batalla estamos y la ganaremos, remarcó.

TAMBIÉN SE VIOLA EN EL SECTOR ESTATAL

La batalla también abarca al sector estatal. Un reciente operativo de control encabezado por el Grupo de enfrentamiento provincial advirtió numerosas irregularidades en el mercado agropecuario estatal sito en la Calzada de Dolores, en Cienfuegos.

José Luis Calzadilla Olivera, funcionario del Gobierno, detalló que se identificaron productos a la venta sin estar en la declaración jurada, grandes alteraciones de precios y violaciones en el pesaje. Por ejemplo –dijo–, pesamos el plátano y no se le cobraba a las personas el peso real, por lo que estaban siendo engañadas.

«Además, nos preocupó que estas faltas graves ocurrieran en ausencia de la administración. Quienes se hallaban a cargo del almacén incumplían con las responsabilidades propias de su actividad. Tenían guardadas 15 cajas de tomate, y solo uno de los puestos de venta ofertaba dicho producto. Algo había ahí, no pudimos llegar hasta el final, pero logramos que sacaran el tomate para su comercialización con la tarifa establecida», agregó.

Otras incidencias reportaron las representantes de la Dirección Integral de Supervisión en el territorio. Martha Lendestoy Moreno, inspectora, detalló que, «dentro del mercado, específicamente en los puntos de venta de las cooperativas de crédito y servicios Mal Tiempo y Agustín Cabrera, las pizarras informativas no publicaban los precios y, los consumidores refirieron que habían comprado la libra de tomate a 10.00 cup, cuando el importe actual aprobado por el Gobernador es de 5.00 cup. Ello determinó la aplicación de los decretos correspondientes, y la duplicación de la cuantía de las multas por tratarse de varias infracciones».

Por: Julio Martínez Molina / Diario Granma

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *