OPEP: ¿lecciones no aprendidas?

OPEP: ¿lecciones no aprendidas?En los próximos días la Organización de Países Exportadores de Petróleo, realizará un nuevo contacto oficial destinado, en primera instancia, a examinar la evolución de los precios del crudo y las posibles medidas encaminadas a lograr niveles aceptables para los suministradores mundiales.

De hecho, esa entidad asumió desde fines de 2008 la decisión de recortar sus exportaciones en casi cinco millones de barriles por día con el fin de frenar el descalabro de los precios petroleros los cuales cayeron vertiginosamente desde julio último.

Para aquellas fechas de pretendida “bonanza económica global”, la actividad especulativa llevó al hidrocarburo hasta el récord de más de 147 dólares el barril.

Sin embargo, el posterior retroceso llegó incluso a marcar por debajo de los 40 dólares el barril en semanas recientes. Estas sucesivas pérdidas fueron precisamente las impulsoras de los límites establecidos por la OPEP.

Sin embargo, los riesgos persisten porque la actividad especulativa no cesa a pesar de la generalizada crisis económica internacional y de la cual el tema energético es parte fundamental.

Desde hace varias semanas los precios del crudo se han anotado cierto incremento en rango que oscila entre 48 y 58 dólares el barril, dicen los expertos que es a cuenta del presunto optimismo que genera entre los negociantes la más leve información que brinde un ínfimo rayo de luz en medio de la debacle.

De tal suerte, los precios del crudo están dependiendo hoy en gran medida de los resultados del mercado de acciones que a su vez se alimenta esencialmente de rumores, noticias, informes y especulaciones de todo tipo.

Tal así es, que las actuales alzas están desconociendo hechos tan alarmantes como el abarrotamiento de los inventarios norteamericanos de petróleo y derivados hasta sus niveles más altos en los últimos 19 años, lo cual indica, que incluso con la reducción impuesta por la OPEP, el consumo se mantiene muy bajo.

Noticias recientes indicaban en este sentido que millones de toneladas de petróleo están almacenadas a bordo de buques tanqueros convertidos en verdaderos depósitos flotantes.

En consecuencia, los fundamentos petroleros están altamente sobregirados como para llevarse abajo los precios en cualquier instante, y es únicamente la esfera especulativa la distorsionadora de la realidad, aún cuando ello comporte el peligro de que la lastrada economía real resulte todavía más precaria e inestable.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *