Pedro Martínez Brito y José Rodríguez Vedo: jóvenes y mártires

Pedro Martínez Brito y José Rodríguez Vedo: jóvenes y mártires

La historia de las epopeyas cubanas está llena de jóvenes mártires, hombres y mujeres de honor que dieron su vida por la Patria y sufrieron torturas de las dictaduras, como Pedro Martínez Brito y José Rodríguez Vedo.

El 10 de julio de 1958, fueron asesinados por esbirros batistianos los combatientes del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, Pedro Martínez Brito y José (Tato) Rodríguez Vedo, cuando tenían 22 y 19 años de edad respectivamente.

Al amanecer, decenas de policías habían rodeado el edificio 459 de la calle B de la zona capitalina de El Vedado, donde los jóvenes se hallaban clandestinamente. Como única opción, ambos se lanzaron desde una ventana del tercer piso.

Tato fue descubierto al saltar y cayó abatido por las ráfagas de los sicarios. Pedro alcanzó una azotea vecina, pero ya en la calle fue descubierto, conducido de nuevo al apartamento y torturado hasta la muerte.

Pedro Martínez Brito

En la noche del 10 de julio, pasadas las nueve, Radio Rebelde informó que al vicepresidente de la FEU, Pedro Martínez Brito, lo habían matado en El Vedado.

En el Instituto de Segunda Enseñanza se había destacado, al punto de ser elegido vicepresidente de la Asociación de Estudiantes. Se vinculó rápidamente al grupo más cercano al presidente de la FEU, José Antonio Echeverría.

Cuando el asalto al Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1957, Martínez Brito integró el grupo dirigido por José Antonio Echeverría que tomó la emisora Radio Reloj. Luego recibió la orden de salir al exilio. Después de peregrinar por , llegó a Estados Unidos. Allí se le indicó entrar clandestino a Cuba y situarse en para apoyar el paso de una expedición que desembarcaría por Nuevitas el 8 de febrero de 1958 para abrir un frente guerrillero en las montañas de El Escambray.

Cumplida la misión, Martínez Brito retornó a La Habana y allí conocería de su nombramiento como vicepresidente de la FEU. Desde febrero del 1958 y hasta mediados de ese año no podía moverse a ninguna parte sin ser detectado por la policía y recibió la encomienda de subir al Escambray, pero no pudo hacerlo porque fue capturado el 10 de julio en el Vedado.

José Rodríguez Vedo

José Rodríguez Vedo era de la ciudad de Camagüey y solo tenía 19 años. Había participado en la Huelga del 9 de Abril y se encontraba tan perseguido por la policía como un veterano luchador.

Cursó estudios en la Escuela Profesional de Comercio de esa ciudad. Desde muy joven se vincula a la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista. Se destaca en la Escuela Profesional de Comercio de Camagüey, donde resulta elegido como Delegado en los cursos 1954 y 1955. Participa en la toma de este centro por lo que resulta golpeado por la policía cuando esta asalta al mismo. Se traslada hacia La Habana el 24 de febrero de 1956 y se vincula a la lucha contra la dictadura desde las filas del Directorio Revolucionario, organización en la cual cumple diferentes misiones, entre las que se encuentra viajar al extranjero para conseguir armas.

Se preparó para regresar al país en la Expedición de Nuevitas, pero sufrió un accidente automovilístico en Estados Unidos que se lo impidió. No obstante en marzo de 1958 regresa clandestinamente a Cuba y de inmediato continuó la lucha. El 10 de julio de 1958 su vida fue tronchada por la dictadura batistiana.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *