Petrocaribe y el futuro de los pueblos latinoamericanos

PetrocaribeLatinoamérica deja de ser traspatio del imperialismo norteamericano.Casi termina el primer semestre de 2008 y el panorama económico mundial continúa mostrando la cara de la especulación financiera, al punto de cotizar un barril de petróleo por encima de los 140 dólares americanos; y de la inflación, encabezada por el descontrol de la economía de Estados Unidos, la primera del planeta para desgracia de quienes dependen de ella.

El precio de los hidrocarburos sube; crece la pobreza tercermundista. Pero las consecuencias no son exclusivas de las naciones subdesarrolladas. El nivel medio de vida en los países desarrollados decae. Lamentable  balanza planetaria.

Sin embargo, al margen de ese panorama desesperanzador, los pueblos latinoamericanos viven la hora de su  independencia económica.

Lo corroboran varias noticias. En Cuba, la refinería de petróleo “Camilo Cienfuegos” podría alcanzar o sobrepasar, al culminar el actual período del año, los 9 millones de barriles de crudo procesados.

La planta entra este año en la segunda fase inversionista para su ampliación, como resultado del pacto regional petrocaribe, que también estimula la creación de un polo petroquímico, compuesto además por una  fabrica de petrocasas y producciones de urea y amoníaco, en la provincia de Cienfuegos.

17 estados integran hoy petrocaribe. Guatemala es la más reciente incorporación. 

Según Alvaro Colom, presidente de ese país,  los recursos serán invertidos en la estabilidad macroeconómica, en la sustitución de una deuda externa cara por más barata y en la creación de un fondo contra desastres naturales.

“Sólo Guatemala podría cubrir entre 50 y 60 millones de dólares de la deuda con Petrocaribe con exportación de carne bovina del departamento de Petén (norte)”, anotó.

Colom añadió que otro beneficio para Guatemala de ese programa será la asistencia técnica venezolana para la explotación de petróleo, con lo que se podría aumentar la producción, que en la actualidad es de unos 14.000 barriles diarios.

Por otro lado, la Comisión Económica del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) sugirió al gobierno, otro estado miembro, que utilice parte de los fondos provenientes de Petrocaribe para financiar el sector agropecuario y conseguir, de ese modo, un aumento de la producción.

Por su parte el titular de Hacienda dijo que ha recibido créditos de Petrocaribe por un monto de 800 millones de dóllares norteamericanos. Estos fondos deberán pagarse en 25 años.

Según cifras aportadas, por el presidente de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves durante la V Cumbre de Petrocaribe en Maracaibo, de 256 dólares que pagaron los países del Caribe por la tonelada de fertilizantes en 2005, este año prevén cancelar 875 dólares, de forma que el descuento de 40% aprobado deriva en un ahorro de $350 por tonelada.

La solidaridad y la integración de los pueblos tienen también su fórmula matemática.

Y es que el suministro efectivo de crudo y derivados que hace Venezuela como parte de Petrocaribe se sitúa, hoy, en 85.900 barriles por día en la actualidad, con lo cual el financiamiento que asume el Estado venezolano a los países beneficiarios alcanza la cifra de 6,45 millones de dólares al día, calculados sobre la base de la nueva tasa de 60% de financiamiento a largo plazo que acaba se acordarse en el encuentro de Maracaibo.

 A estos $6,45 millones diarios -que además cuentan con un período de gracia de dos años, contados a partir de la fecha de inicio del suministro- se suman ahora alrededor de 96 mil dólares diarios de descuento en el precio de mercado de la urea, que serán asumidos por la estatal Pequiven, de manera que el financiamiento total suma unos 6,54 millones de dólares al día.

El presidente Chávez modificó los términos del acuerdo de suministro que desde 2005 rige para los miembros de Petrocaribe, y resolvió subir de 50% a 60% la porción financiable a 25 años de la factura petrolera si los precios superan 100 dólares -la cesta nacional promedió 125 dólares la semana pasada- y a 70% si exceden 150 dólares por barril.

Aparte, concedió a los países miembros la oportunidad de recibir 100 mil toneladas al año de urea para la producción de fertilizantes con un descuento de 40% sobre el precio de venta.

“Los pueblos de América son más libres y prósperos a medida que más se apartan de los Estados Unidos”, expresó  , el más genial de los pensadores cubanos del siglo XIX.

Ante la crisis mundial del petróleo y sus derivados, la máxima martiana nos lleva hacia la integración económica de los pueblos, basada en las posibilidades de cada nación y en sus potenciales. Eso, precisamente, propone Petrocaribe: la liberación de  América Latina del rol de traspatio de las pretensiones imperialistas de la “primera economía del Mundo”, para desgracia de los que todavía creen en ella.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *