Las pinturas emplomadas de la catedral cienfueguera

Las pinturas emplomadas de la catedral cienfueguera

En el centro fundacional de la ciudad de Cienfuegos un edificio sobresale por su esbelta fachada de orden greco-romana. Hoy, volveremos a su pasado para develarles en imágenes un hermoso capítulo pintado de luz, nos referimos a las vidrieras de nuestra Iglesia Catedral  de la Purísima Concepción.

Fue el licenciado Eduardo Dorticós y Gómez de Ley, celoso defensor del progreso en la otrora Villa de Cienfuegos, quien encomendó a París la confección en 1869 de los cristales a ubicar en las ventanas superiores de la nave central de la Casa de Dios, aporte decorativo que enriquecería la imagen de la parroquia.

Para ello recurrió a la casa francesa Laurent Hessel, un pintor reconocido en su época y con una brillante carrera.

 Iglesia Catedral  de la Purísima Concepción.

Una vez terminadas las vidrieras destinadas a la sede católica cienfueguera, aconteció en París entre el 18 de marzo y el 22 de mayo de 1871 los Sucesos de la Comuna que pusieron en peligro el feliz viaje de las pinturas emplomadas hasta el continente americano.

Temió, entonces, Dorticós que se había perdido para siempre su encomienda, más el artista encargado de su confección tuvo la inteligente idea de esconderla en un sótano.

Tras el empleo de una importante cantidad de recursos para traer de París los 13 vitrales, representando los 12 Apóstoles y Cristo Rey, llegaron a Cienfuegos en septiembre del año 1871 e inmediatamente fueron colocadas, aún sin terminar la nueva torre de la iglesia; más tarde se añadirían a la lista otras dos lucernas que dan al altar del templo divino.

 Iglesia Catedral  de la Purísima Concepción.

Medio siglo más tarde el deterioro de estas pinturas de luz resulta avanzado, por lo que hoy reciben una restauración general de la mano de la Empresa española “Vidrieras Barrio”, encargada de devolverle el estilo romántico de la época en que fueron concebidas.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Claudia Martínez Bueno

Licenciada en Periodismo. Periodista y Editora Web en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *