Plantas carnívoras: joyas de la Naturaleza

Plantas carnívoras: joyas de la Naturaleza Conocidos como los árboles sagrados, las plantas carnívoras siempre estuvieron rodeadas de leyendas y misterios para el hombre desde el siglo XVIII, cuando fueron reconocidas por la ciencia.

Cienfuegos tiene el orgullo de haber aportado una de estas variedades carnívoras, pues hace 80 años se descubrió en las montañas del Escambray un ejemplar denominado entonces con el nombre de Pinguicola jackii,   Su descubridor fue  un norteamericano llamado Jack que, procedente de la universidad de Harvard, venía a hacer largas expediciones por toda Cuba.

Cuenta n que colectó esa especie y la trajo del Escambray hasta la entonces Estación Experimental de la Caña de Azúcar, fundada por Edgard Atkins, hoy jardín Botánico de Cienfuegos.

Una expedición realizada en 2002 a esa zona montañosa, en la provincia de Cienfuegos, localizó a una población de la especie P. jackii, integrada por cuatro individuos a una altura de 850 metros sobre el nivel del mar.

Pero al parecer, es poco abundante en el lugar porque, según informó la revista Se puede, después de una búsqueda exhaustiva en varios sentidos no se encontraron más ejemplares.

la planta conocida por Jacka, en honor a su descubridor, es parte de la colección de carnívoras que integran un grupo diferente de la flora, pues se alimentan de seres vivos muy pequeños, entre los que se incluyen los insectos, reptiles y otros.

Su estrategia de caza radica en las trampas especiales. Algunas poseen hojas parecidas a raquetas cubiertas de tentáculos pegajosos, donde se adhieren y quedan atrapados larvas y gusanos.

Otras están provistas de largas espinas y sus hojas forman como un estuche que se cierra bruscamente al menor contacto de la víctima y conforman como una férrea prisión en la que perecen de hambre, sed e inanición.

Algunas plantas carnívoras tienen las hojas enrolladas formando una especie de cucurucho.

Los insectos que andan por sus bordes, resbalan y caen al fondo. Como el interior de las hojas está recubierto de pequeños pelos orientados hacia abajo, los insectos no pueden volver a subir.

Casi todas viven en terrenos pantanosos, en suelos con PH ácido, en tierras muy pobres en nitrógeno disponible para las raíces. De ahí que desarrollaran esos métodos para atrapar animales y completar así sus necesidades nutritivas.

Luego digieren y transforman sus presas a partir de sustancias especiales llamadas enzimas.

Existen unas  mil 600 especies carnívoras en todo el mundo repartidas en 14 géneros botánicos. De las Pinguícolas hay unas 70 familias.

Cuba es el país con mayor número variedades de plantas carnívoras en Las Antillas: posee 28 en las provincias de , Matanzas, Granma, Holguín, Cienfuegos, Villa Clara y Camagüey, y en el municipio especial de la Isla de la Juventud.

De ese total, 23 están amenazadas, 19 con la categoría de peligro crítico y cuatro como vulnerables.

En función de rescatarlas, existe un proyecto llamado Plantas Carnívoras, joyas de la naturaleza cubana, el cual  incluye la localización de especímenes amenazados y el desarrollo de colecciones in situ para preservar aquellos que viven en un entorno de inseguridad.

 

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *