Poner la fuerza de trabajo según las necesidades de cada lugar específico

Trabajadores cubanosLas palabras del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, el pasado 11 de julio están frescas todavía y han tenido gran repercusión en la población cubana.

Precisamente el tino y la madurez política es lo que subyace en el discurso.

Se mencionan aspectos vitales que darían base para muchos comentarios como este; pero, ahora, me gustaría detenerme en lo referido a  la fuerza de trabajo y la urgencia  de producir alimentos para el consumo popular.

Raúl dijo, y cito: “Las plazas que otorgan los centros educacionales deben ser proporcionales a las necesidades y posibilidades futuras de empleo de cada lugar específico.” subrayo,  las necesidades de cada lugar.

El ejemplo más cercano de cómo se materializa esto: las cinco nuevas especialidades abiertas en la Universidad , en la provincia de Cienfuegos, a propósito de la creación del polo petroquímico en esta ciudad.  

Sin embargo no sucede siempre así, lamentablemente. Un caso particular, el municipio Aguada de Pasajeros,  donde prolifera el cultivo de arroz; pero, independientemente de la capacitación o no de los agricultores, me pregunto ¿están las sedes universitarias allí a tono con lo que se necesita? Se oferta Psicología, Comunicación Social, Estudios Sociocultural, que son útiles profesiones; pero, y la agronomía? Y las otras carreras afines con la  producción agrícola?

¿Quién va a  sembrar los frijoles?, preguntó Raúl, el arroz en este caso, y digo yo, con qué conocimientos lo hará si no se lo proporcionamos?

Es un problema nacional. Por que como se dijo sólo el ocho por ciento de los ingenieros agrónomos del país están vinculados hoy a labores agrícolas. Y esa situación debe cambiar.

En los últimos nueve años, continúo citando al presidente de los Consejos de Estado y de Ministro, el decrecimiento de las áreas cultivadas sólo disminuyó un 33 por ciento. Muy poco.

A tono con los cambios estructurales en el Ministerio de la Agricultura, debe ser la disposición de los hombres, y las mujeres, claro, para que el país obtenga de su suelo productos que hoy se ve obligado a comprar en el mercado internacional a precios exorbitantes.

Y se ven cambios. Acá en Cienfuegos la empresa de ganado menor ha logrado suministrar al sector del turismo con sus producciones, que no tiene necesidad de importar más tarde estas carnes en el mercado internacional.

Pero se trata de una gran cadena, de estrategias estatales que enrolan a los Ministerios de Educación y Trabajo. El propósito debe ser poner la fuerza de trabajo, especializada, con conocimientos sobre la actividad, donde se necesita, para lo que sea preciso.

Muchos coinciden, y me incluyo, en que resumen la esencia del futuro de la nación. El país comienza a salir de una crisis de más de 15 años. Lo hace progresivamente y en un contexto internacional sacudido por las crisis financieras y la inflación. Las segunda como resultado de la primera. Por eso hay que andarse con extremo cuidado en cada decisión. Y sobre todo, tener claro que la responsabilidad individual o colectiva, esté en proporción con lo que el país demanda de nosotros.

Hay que producir, ser eficientes, para pensar en incrementos salariales y de ingresos. El salario no puede sustentarse sino en la producción de bienes materiales.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *