Productividad y ahorro de recursos vs. Crisis Mundial

Productividad y ahorro de recursos vs. Crisis MundialLa expansión del mercado financiero y el excesivo empleo de sus posibilidades para la especulación, desencadenaron la actual crisis de la economía global, que ha sido calificada por expertos, organizaciones y gobiernos, como la más grande del sistema económico mundial desde la gran depresión de los años treinta del pasado siglo.

Las opciones para enfrentar este complejo problema tuvo como primera esperanza de “salvación” las medidas de “rescate financiero”, sin embargo, después de destinar cifras millonarias a este plan, se comprueba que la situación de crisis no se elimina, la caída de las economías no se detiene y los millones se agotan.

Recientemente el Premio Nobel de Economía 2001, el estadounidense Joseph Stiglitz, alarmó al mundo al asegurar que “el planeta todavía vivirá una época de recesión larga. Apenas estamos en la transición de una situación de caída libre de las economías, para otra de depresión muy profunda”, aseguró.

La economía cubana, insertada en el contexto del mercado mundial, no se puede retraer de los efectos de esta crisis y recibe los embates de los movimientos en los precios, de las restricciones en los flujos de recursos internacionales y las dificultades del comercio internacional, todo lo cual afecta los pronósticos de su comportamiento.

Según el propio vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo Jorge, “el crecimiento que habíamos propuesto de un 6 por ciento para la economía cubana en 2009 no se va a lograr; prevemos conseguirlo en un 2,4 o 2,5 por ciento”.

El incremento de precios en renglones de importación tan sensibles como el combustible y, al mismo tiempo, la reducción de los precios en otros de exportación como el níquel o la demanda de los servicios turísticos, obligan al país a intensificar las medidas de ahorro en todos los sectores de la economía, los servicios y la población.

“No alcanzar la reducción en los niveles actuales de consumo de los recursos energéticos en la economía nacional podría provocar la necesidad de pasar a un abastecimiento de energía eléctrica con control de horarios para, de esta forma, asegurar que los niveles de consumo de combustible no sobrepasen la capacidad de adquisición que posee la nación.

“En la provincia de Cienfuegos se aprecian niveles de consumo de energía que exceden a los previstos, por tanto, se imponen medidas rigurosas que permitan eliminar el derroche y alcanzar consumos en consonancia con las posibilidades reales de su aseguramiento. En este sentido se sentirá los efectos de la crisis para el cubano de a pie”, aseguró a nuestra redacción el Doctor Jesús René Pino Alonso, Profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Cienfuegos.

En consonancia con lo poco alentador de lo expresado anteriormente, se impone aumentar la educación económica de la población, para que comprenda todo lo relacionado con este fenómeno de la crisis mundial y su impacto en Cuba.

Lo importante para el país será trabajar, como lo ha pedido la dirección del país, y hacerlo cada día con más productividad y ahorro de recursos.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *