Programa nuclear americano: has lo que yo diga pero no lo que yo haga

Programa nuclear americano: has lo que yo diga pero no lo que yo hagaCon el gobierno de los Estados Unidos sucede una cosa muy irónica; son los únicos que han usado las bombas atómicas en situaciones de guerras, son dueños del arsenal nuclear más grande del mundo y siempre le reclaman a todos los países que no deben tener armas nucleares, ni siquiera deben usar la energía nuclear con fines pacíficos.

Con ellos se cumple la máxima de “Has lo que yo diga pero no lo que yo haga” y lo han demostrado usando las bombas en situaciones reales. Los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki fueron ataques nucleares ordenados por Harry Truman, Presidente de los Estados Unidos de América, contra el Imperio de Japón. Después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades, el arma nuclear Little Boy fue soltada sobre Hiroshima  el lunes  6 de agosto de 1945,  seguida por la detonación de la bomba Fat Man  el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki. Hasta la fecha estos bombardeos constituyen los únicos ataques nucleares de la historia. Pero siguen siendo los que más pruebas nucleares han realizado a lo largo de estos últimos 60 años.

Actualmente hay ocho países que han detonado satisfactoriamente armas nucleares. Cinco de ellos están considerados “estados nuclearmente armados“, un estatus reconocido internacionalmente otorgado por el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT por Non-Proliferation Treaty, en inglés). En orden de adquisición de armas nucleares, éstos son: los Estados Unidos de América (cuenta actualmente con un arsenal nuclear de más de 5 mil ojivas activas desplegadas operacionalmente y un numero indeterminado de inactivas), la Federación Rusa (antigua URSS), el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la República Francesa y la República Popular de China.

Desde que se firmó el tratado, otros tres países no firmantes del mismo han realizado pruebas nucleares: India, Pakistán y Corea del Norte. Además, Israel posee un arsenal de armas nucleares proporcionado por lo Estados Unidos (entre 100 y 300), aunque nunca haya sido confirmado ni lo han desmentido. Ha habido informes de que más de doscientas armas nucleares podrían formar parte de su armamento. Este estatus no está formalmente reconocido por organismos internacionales ya que ninguno de estos cuatro países es actualmente un signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Desde hace unos meses el gobierno de los Estados Unidos ha desatado una campaña mediática contra Irán y Corea del Norte debido a sus respectivos programas nucleares, con el pretexto de que ambos países están enriqueciendo uranio con fines militares.

Corea del Norte…

Corea del Norte anunció que había realizado una reacción de fusión nuclear y el novedoso desarrollo de métodos para reforzar sus capacidades atómicas, procedimiento que puede ser utilizado para fabricar bombas de hidrógeno, además de la generación de energía eléctrica.

El programa nuclear norcoreano comprende el desarrollo de energía nuclear para usos civiles en Corea del Norte, además de un programa nuclear militar que ha generado una crisis internacional.

El 10 de febrero de 2005, Corea del Norte declaró que poseía armas nucleares. Este anuncio provocó una gran consternación y peticiones de todo el mundo de que anulase su programa nuclear. El 5 de julio siguiente Corea del Norte suscitó inquietud internacional tras probar varios misiles, que cayeron en el Mar del Japón. Uno de ellos era un cohete intercontinental Taepodong-2. Japón pidió de inmediato una resolución de la ONU contra Corea del Norte, que se negó a detener sus pruebas balísticas.

El 9 de octubre de 2006, Corea del Norte realizó un ensayo nuclear subterráneo en la localidad de Hwadaeri, cerca de Kilju, en la provincia de Hamgyong Septentrional. Diferentes institutos internacionales registraron un sísmo en la zona de entre 3,5 y 4,2 grados en la escala de Richter. Este hecho provocó la condena de todos los estados nucleares reconocidos, Japón, Corea del Sur y otros del ámbito europeo. El 10 de octubre, el representante norcoreano Pak Gil Yon, pidió un diálogo con Estados Unidos para evitar una guerra nuclear, ya que su país tenía programadas más pruebas nucleares.

En 25 de abril de 2009, dijo que reanudó el tratamiento de barras de combustible nucleares para fabricar plutonio de nivel militar, unas horas después de que ONU sancionara a tres empresas norcoreanas por participar en el desarrollo de misiles.

El 25 de mayo de 2009 la agencia oficial de noticias de Corea del Norte anunció que se había realizado con éxito una prueba nuclear subterránea. Aunque no hay información oficial respecto de la ubicación del test, se cree que fue realizado en la región del Noreste cerca de Kilju – el lugar de la primera prueba nuclear de 2006. Fuentes de Corea del Sur dijeron que se había detectado actividad sísmica en esa área y que esa actividad podría estar relacionada con una prueba mucho más grande que la anterior.

Irán…

Irán ha estado desarrollando la tecnología de enriquecimiento de uranio y ha sido acusado por las naciones occidentales de hacerlo con fines armamentísticos. La República Islámica insiste que sus intenciones están limitadas a la generación de energía nuclear interna con fines pacíficos, a pesar de que se han detectado trazas de plutonio. Desde el 4 de febrero de 2006, el Organismo Internacional de Energía Atómica suspendió a Irán del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en respuesta a las preocupaciones occidentales sobre sus posibles programas nucleares.

En el caso de Irán la ironía es doble, pues los americanos le reprochan el proceso de enriquecimiento de uranio que realizan, sin embargo, su programa nuclear fue iniciado bajo el mandato del Sah de Irán, Mohammad Reza Pahlevi, en la década de 1950, con la ayuda de los Estados Unidos.

El programa nuclear actual de Irán consiste de varios sitios de investigación, una mina de uranio, un reactor nuclear y algunas facilidades de procesamiento de uranio que incluyen una planta de enriquecimiento. El Gobierno iraní asegura que el único objetivo del programa es desarrollar la capacidad de generar energía nuclear con fines pacíficos, y planea generar 6000MW de electricidad por medio de plantas de energía nuclear para el año 2010.

En Irán está en funcionamiento desde  1959 el Centro de Investigación Nuclear de Teherán (CINT), manejado por la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI). El CINT fue equipado con un reactor de investigación nuclear de 5 megavatios, donado por EE.UU. y que entró en operación en 1967, siendo alimentado con uranio altamente enriquecido.

Algunos de los países que hoy quieren imponer condenas contra Irán por su programa de desarrollo nuclear en algún momento fueron sus aliados en este campo, como son los casos de Francia y Alemania. En 1974 la empresa Kraftwerk Union, perteneciente a Alemania Federal, obtuvo un contrato para construir dos reactores de 1200 megavatios en Bushehr, Golfo Pérsico. La construcción de los dos reactores comenzó en 1975 y 1976. También en 1974 Francia acordó suministrarle a Irán reactores nucleares, aunque hubo algunos contratiempos y el contrato formal, según el cual Framatome debía construir dos reactores de 900 MW en Karun, se firmó en 1977.

El gobierno de Irán considera que se le trata con un doble rasero. Por un lado, está rodeado de estados nucleares (India, Pakistán e Israel), que no forman parte del TNP y han desarrollado su armamento sin recibir sanciones internacionales. Por otro, argumenta que la producción de energía nuclear de uso civil es su derecho inalienable en el marco del TNP y que no puede aceptar normas que no se aplican a otros.

Estados Unidos…

Los Estados Unidos son el único país qeu ha usado las armas nucleares en combates realesEstados Unidos ha cambiado su política de uso de armas nucleares, pasando de su no utilización excepto en caso de ser previamente atacado a aceptar su empleo en primer lugar de forma preventiva contra países que “pudieran atacar con este tipo de armas a los intereses americanos”.

Ellos plantean el empleo de sus armas nucleares como medio para una diplomacia aterrorizadora, prevén la anticipación a dar un golpe al adversario y desde la Guerra Fría toman su capacidad nuclear como arma disuasiva, lo que aumenta grandemente la posibilidad norteamericana de usar armas nucleares en una futura guerra.

El gobierno norteño desde hace unos años a  impuesto una política de limitación de armas nucleares algo confusa. Hasta fines de 2007, Estados Unidos había reducido en casi 50% el número total de bombas nucleares de su arsenal nuclear, en otras palabras, de las más de 10.000 a 5.400; y reducirá el número hasta 4.500 en el año 2012. Esta es la más reciente tendencia de la fuerza nuclear norteamericana resumida en el “Informe sobre la Fuerza Nuclear de Estados Unidos en 2008” publicado en la edición de marzo-abril de la revista nuclear autorizada de los Estados Unidos “Boletín de los Científicos de Energía Atómica”.

Una reducción de más de 10.000 bombas nucleares a 5.400 parece ser bastante considerable. La Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos expresó al respecto que esto “ha transmitido una clara señal, es decir, el gobierno norteamericano siempre se ha dedicado a reducir el número de bombas nucleares de su arsenal nuclear”.

Pero detrás de estas cifras maravillosas hay una verdad oculta por los números. La abrumadora mayoría de las más de 5.000 ojivas nucleares retiradas del arsenal nuclear sólo fueron privadas de su categoría de disposición de combate, es decir, pasaron del estado de lanzamiento en cualquier momento al estado de almacenamiento. No bien se las necesite, podrán convertirse en armas nucleares en corto tiempo. De hecho, de esas 5000 armas nucleares supuestamente eliminadas Estados Unidos destruyó sólo 250.

Todo este proceso contradice las disposiciones oficiales expuestas por el presidente Barack Obama en el mes de abril, quien prometió que Estados Unidos nunca atacará con armas nucleares a un país que no las posea y que abandonará por siempre el desarrollo de nuevas tecnologías en este frente.

El anuncio forma parte de la Revisión de la Postura Nuclear, un documento del Gobierno en el que se dan las guías que seguiría EE.UU. en materia de armas nucleares durante los próximos 10 años.

El presidente Obama en esa ocasión dejó claro que la renuncia por parte de Estados Unidos a la opción de “primer ataque” contra países no nucleares excluye a aquellas naciones que hayan violado o rechazado el Tratado de No Proliferación Nucleares (TNP), específicamente los casos de Irán y Corea del Norte.

En fin, Estados Unidos sí puede tener armas nucleares e incluso las puede usar con fines disuasivos, pero el resto de los países ni siquiera pueden usar tecnología nuclear para generar electricidad. Por supuesto, esta regla excluye a aquellos aliados que alojan en sus territorios armas nucleares “made in USA” y a los que las recibieron en forma de “regalo del Tío Sam”. Como dice el dicho, “has lo que yo digo pero no lo que yo hago”.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *