¡Protégete, tú puedes!

El VIH-SIDA es un peligro pero podemos protegernos si pensamos bien las cosasEn el período vacacional se incrementan las actividades recreativas con gran presencia de público, pues coinciden las fiestas populares o carnavales, con los festivales, espectáculos culturales y deportivos, los baños en piscinas y playas y otras tantas opciones para el disfrute de niños, jóvenes y adultos.

Ello conlleva al aumento de las relaciones interpersonales, así como también al desplazamiento de la población, sobre todo hacia la capital del país.

Para que esta etapa curse de forma sana y saludable, es importante mantener la máxima de sexo seguro, por eso en toda Cuba existe el plan de prevención con el fin de contribuir a la reducción de las conductas sexuales de riesgo.

“Protégete, tú puedes” es el lema de la campaña, que se extenderá hasta  septiembre, según dio a conocer la doctora Rosaida Ochoa, directora del Centro Nacional de Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS/VIH/SIDA).

Para todos es conocido que, por la apariencia personal, no podemos distinguir si alguien padece infecciones de transmisión sexual, las cuales generalmente cursan sin síntomas y los portadores pueden trasmitirlas a otras mediante relaciones sexuales desprotegidas.

Estas enfermedades, a su vez, aumentan el riesgo de contraer el VIH/SIDA, que hasta hoy no tiene cura, como tampoco el condiloma y el herpes genital.

Muy importante es interiorizar que evitando las relaciones sexuales sin protección es garantía para nuestro bienestar, incluso suponer que la pareja no tiene una infección de transmisión sexual tampoco asegura realizar el coito sin el empleo del condón.

Todos estos mensajes son básicos para que en las vacaciones de verano -y diría que siempre– asumamos conductas responsables en pos del disfrute pleno.

La doctora Ochoa informó que investigaciones realizadas a cerca de 29 mil  personas entre 12 y 49 años, reportan que la edad media de inicio de las relaciones sexuales es de 15 años en hombres y 16 las mujeres, por lo cual han disminuido ligeramente las proporciones de personas que empiezan esos vínculos en edades tempranas.

Ejemplificó que el cinco por ciento de la muestra no considera al condón efectivo para protegerse, el 10 piensa que el SIDA tiene cura, el 20 desconoce que el VIH se trasmite por secreciones vaginales, y el 35 cree que mosquitos o vectores son fuentes de transmisión de este mal.

Otra cantidad importante de personas piensa que con la pareja estable no hay que usar condones y que estos reducen el placer.

A partir de los vacíos en el conocimiento que tiene la población cubana sobre las infecciones de transmisión sexual y del VIH/SIDA, la campaña de este verano tiene objetivos específicos.

Al respecto, la especialista explicó que el plan, apoyado por los Consejos Populares, la UJC, Cultura y otros sectores sociales, tiene entre sus propósitos incrementar la percepción del riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana, así como brindar información de la severidad de las infecciones de transmisión sexual y su repercusión en la salud.

“También es objetivo garantizar la disponibilidad de condones en escenarios vinculados a las actividades del verano, y propiciar el movimiento de ‘Hazte la prueba’ y que las personas conozcan su estado sexológico”, concluyó la experta.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *