Proyecto Esperanza alienta espiritualidad de la comunidad

Varias generaciones de cienfuegueras se unen en este proyecto, todas amantes de las artes manuales“Esperanza en la comunidad” es un proyecto fundado en el año 2003, patrocinado por la Asociación de Artesanos Artistas en Cienfuegos, dirigido fundamentalmente a personas de la tercera edad, interesadas en las manifestaciones artesanales.

La idea de Libia López y Sara Triana, moviliza el imaginario y crea desde la espiritualidad, resortes que elevan la calidad de vida de sus integrantes, quienes encuentran  motivaciones individuales y colectivas, dando un nuevo sentido a sus días.

Libia evoca los recuerdos y refiere como surgió la iniciativa. “Estaba recién retirada y sentí un vacío muy grande porque llevé una vida laboral muy agitada, porque siempre ocupé cargos de dirección.

Comencé entonces a hacer algunas cositas de artesanía para ocupar ese espacio, pasado un año me acerque a otra compañera y le comenté que podíamos emprender un proyecto porque ya éramos muchas las jubiladas aquí en el reparto Pastorita.

Las primeras convocatorias se hicieron precisamente en casa de una compañera que por sus limitaciones físicas no podía salir de su casa, imagínate cuanto significó esta experiencia para ella”, afirma con cierta ternura.

Talleres de muñequería, bordado, tejido y parch work, son impartidos con la intención de preservar y socializar el ejercicio artesanal, heredado de la tradición francesa y española.

Trabajo hecho a mano que se multiplica, porque cada una de ellas es una escuela del oficio. Sus conocimientos son impartidos en talleres especializados en las diversas manifestaciones.

Margarita Martínez, jubilada del sector de la Cultura, ha encontrado en el proyecto nuevas motivaciones que combina junto a su labor como escritora para niños.

En ocasiones dice, no se que sale primero, si las miniaturas inspiradas en la literatura, o es resultado de una idea que no logre expresar en el papel.

La cultura popular tiene muchos matices, aquí nosotros somos una gran familia y hablamos también de platos tradicionales de cómo buscar soluciones alternativas, intercambiamos criterios referidos a las labores manuales, incluso somos cuidadosas en las infusiones que seleccionadas para el inicio de cada actividad, porque es una costumbre brindarla.

Es una idea muy bonita no solo por el su esencia, diseñada para preservar la tradición, también porque une y atrae a nuestro colectivo a las personas.

Lisbet Machado, es una muchacha muy joven estudiante de cuarto año de Medicina, que se acercó a nosotros a la edad de catorce años, interesada en aprender a bordar.

Hoy ella incluso a impartido pequeños talleres a compañeras de estudio, interesadas en estas labores, es decir cada día crece más nuestro proyecto, que es una manera hoy de asumir la vida”.

Resultado de la destreza y talento, han sido las expoventas organizadas, en instituciones educacionales y culturales de la provincia.

Orgullosas están las mujeres, de su labor sociocultural merecedora de varios reconocimientos, el más reciente el Premio en la categoría de Proyectos Comunitarios, en el onceno Festival de la Asociación de Artesanos Artistas.

Algunas de ellas, también tributarán a la Feria Internacional de Artesanía, por celebrarse el próximo mes de diciembre en la Habana.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *