¿Quién manda en Estados Unidos?

Presidente Barak ObamaGuerra en Irak…

Medios de prensa como CNN, Televisa, y la agencia francesa AFP reproducen, casi a gritos cuando se lleva a escala toda la algarabía propagandística, el alto costo económico de la Guerra en Irak, valorada en más de 500 000 millones de dólares.

También mencionan, con mucho bombo, los miles de soldados norteamericanos muertos en la contienda, cifra que incluye a cientos de suicidados por daños morales y psicológicos irreversibles. AFP acota que es enorme aunque desconocida la cantidad de iraquíes muertos. ¡Qué conveniente…! Para ellos.

Cuando esta guerra, calificada como innecesaria y genocida por amplios sectores populares estadounidenses según encuestas, cumpla sus seis años, próximamente en 2009, habrán muerto más de un millón trescientos mil iraquíes; los heridos y lesionados permanentes superan el cuarto de millón. Las cifras son desconocidas sólo para los adoradores de las políticas imperialistas de Estados Unidos.

Y todo en nombre de “liberar” al pueblo iraquí de la, según EU, dictadura impuesta por Sadam Hussein. Se olvidan, que conveniente… para ellos, que fue este dirigente (el hombre duro de Irak) el único capaz, hasta su llegada, de unificar la diferentes etnias que integran su nación.

En 2003, Bush hijo prometió que Iraq sería convertido en un país democrático al estilo occidental, que las riquezas del petróleo serían para elevar la calidad de vida del “noble” pueblo iraquí, y que se daría oportunidad de participación en la política y en la economía a todas las minorías étnicas y religiosas.

De las promesas hechas por el gobierno norteamericano sólo se ha cumplido el derrocamiento del gobernante Sadam Hussein. Los daños al patrimonio cultural e histórico de la humanidad que se atesoraban en Bagdad, antigua Babilonia, son imposibles de cuantificar.

Obama…

Antes de que Obama entrara a la Casa Blanca, un sondeo realizado en 24 países afirmaba que la mayoría de los entrevistados en Francia, , Alemania, Nigeria y Sudáfrica, manifestó esperanzas de cambio en la política exterior de EU.

Durante su campaña, Obama culpó a Bush respecto a la guerra de Irak; “todo es culpa suya aseguró en una de su alocuciones, “la guerra en Irak no es un catálogo de muchos errores, es un solo y gran error. La guerra en Irak nunca se hubiera tenido que librar”, aseveró y luego “En 2009 tendremos la oportunidad de renovar nuestro liderazgo global y reunir nuestra nación. Si no aprovechamos esta oportunidad, tal vez no tengamos otra. Estas elecciones son cruciales. El pueblo americano tiene que decidir. (…)

Lo primero que tenemos que hacer es terminar la guerra. Y la persona adecuada para terminarla es alguien que tuvo el juicio de oponerse a ella desde el principio…”,  O sea él, “… Que no haya ninguna duda: terminaré esta guerra.”

Las últimas disposiciones del primer Presidente Negro de EU, Barack Husein Obama, dejan claro que el 31 de agosto de 2010 concluirá la guerra en Iraq. Luego de esa fecha quedarán de 35 mil a 50 mil soldados en funciones de adiestramiento, equipamiento y asesoría a las Fuerzas Armadas iraquíes.

Este remanente abandonará el país antes de concluir el 2009, cuando expira el plazo del acuerdo suscrito entre Bagdad y Washinton que avala la presencia de tropas norteamericanas. Actualmente permanecen 142 mil soldados en el país árabe.

Lobbys…

Guerra Hace muy poco el Wall Street Journal alabó un discurso reciente de Obama, el que denominó “Obama vindica a Bush”.“El Sr Obama pronunció un soberbio discurso, ofreciendo una política digna del Comandante en Jefe que es ahora”, destacó el rotativo que también enfatizó “el rechazo implícito del Sr Obama de sus propiar posiciones como candidato.”

Obama no reconoció, y mucho menos repudió, el motivo real de la carnicería del ejército estadounidense: la inmensa riqueza petrolífera de Iraq y su posición estratégica en el centro del Oriente Medio. Ese silencio sólo demuestra que el nuevo presidente comparte el objetivo fundamental de su predecesor: afianzar el control del imperialismo estadounidense sobre Oriente Medio y Asia Central, fuentes de la mayor parte de los suministros de gas y petróleo mundiales.

Este hecho fue inmediatamente reconocido por los más fervientes defensores de la agresión de la administración Bush, incluyendo al Senador John McCain, el oponente republicano de Obama en la elección presidencial, otros republicanos del Congreso y la prensa más derechista.

El Journal expuso con entusiasmo: “El Sr. Obama pronunció un soberbio discurso, ofreciendo una política digna del Comandante en Jefe que es ahora”.

Tras la salida de las fuerzas militares yanquis del suelo iraquí, se potenciará con 17 mil la seguridad afgana a propósito de resquebrajamientos.

Como Obama explicó en su discurso, una razón importante para el redespliegue de algunas fuerzas estadounidense fuera de Iraq es disponer de suficiente poder militar para confrontar tanto “el desafío de centrarse de nuevo en Afganistán y en Pakistán” como “un compromiso global estadounidense por toda la región”. ¡Qué conveniente.. para ellos!

Las acciones buscan mantener “la ventaja estratégica” de un régimen títere estadounidense en la región.

Nota: El número de periodistas muertos en la guerra de Iraq supera todas las guerras anteriores.14 han sido muertos por los soldados de EE.UU, 4 por tropas de Irak. Esto sin sumar los 35 colaboradores que han sido muertos en el ejercicio de sus labores.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *