Realizan más de mil registros para la ciencia cubana sección  de palmas de la Sociedad Cubana de Botánica

Realizan más de mil registros para la ciencia cubana sección de palmas de la Sociedad Cubana de Botánica

Más de mil registros de localización de distribución de especies de palmas, han los miembros de la Sección Científica de Palmas de la Sociedad Cubana de Botánica, en el último quinquenio.

Han dirigido sus estudios a documentar las principales poblaciones de palmas de Cuba, haciendo nuevos registros.

En un comunicado de prensa el Ingeniero Milían Rodríguez Lima, Coordinador Nacional  de la Sección Científica de Palmas, afirma que “en los últimos cinco años, se han reportado  más de mil nuevos registros de localidades de distribución de especies cubanas”.

Fundamentado con material de herbario y las coordenadas geográficas, han contribuido al hallazgo de sitios de biodiversidad en municipios hasta ese momento poco estudiados como el cienfueguero de Rodas, con 38 reportes.

Treinta y cinco investigadores de nueve provincias del país, integran la Sección Científica de Palmas, de la Sociedad Cubana de Botánica.

Adscripta al que  atesora la segunda mayor colección de palmas del país, sus miembros capacitan para  el manejo sostenible de endémicos locales estrictos, y plantas con algún grado de amenaza, contribución  al conocimiento de uno de los grupos botánicos más numerosos, y de Cuba como centro de biodiversidad en el área del Caribe.

“Se ha hecho un trabajo divulgativo fuerte en Guantánamo, Santiago de Cuba, Las Tunas, y Camagüey, y de conjunto con las redes de formación ambiental de estos territorios, con el movimiento de medio ambiental, y eso ha redundado  en un mejor manejo de las palmas como recursos naturales en los ecosistemas que ellas habitan”, asegura el coordinador de la sección científica.

Entre sus resultados recientes está la  publicación de un nuevo taxón o forma biológica. “No es más que un nuevo híbrido que se encuentra en el sur este de la provincia de Cienfuegos”.

Pariente del guano barbudo, endémico estricto del valle de Yaguanabo, el nuevo híbrido recibió el nombre de Coccothrinax x angelae, en honor  a la Doctora  Ángela Leyva Sánchez, quien fuera estudiosa de las palmas y directora fundadora del Jardín Botánico Nacional.

Otros hallazgos esperan por su descripción y publicación, como resultado de estudios en las provincias de Guantánamo y , donde los científicos concentran las actuales indagaciones sobre estos signos  distintivos del paisaje cubano.

Si te gustó esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Ismary Barcia Leiva

Licenciada en Periodismo. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *