Recuerdan investigadores y estudiantes a Carlos Rafael Rodríguez en Cienfuegos

Recuerdan investigadores y estudiantes a Carlos Rafael Rodríguez en Cienfuegos

Es difícil atrapar en pocas palabras la obra y el pensamiento de hombres tan grandes y polifacéticos como .

Desde los 18 años con la publicación de su primer artículo “Fuerzas encontradas” en el periódico El País el 12 de agosto de 1931, pasando por su trabajo junto a Nicolás Guillén, Angel Augier, José Antonio Portuondo, Aurora Villar Buceta, Edith García Buchaca y Juan Marinello, hasta llegar a su obra, tantas veces estudiada y editada, Letra con filo, vemos una vida entera encaminada a defender la cultura y la sociedad cubana.

Pero igual de importante es su obra como político y economista, donde destacó desde sus años de estudiante de Derecho Civil con la Tesis de Grado “El Estado Soviético en la teoría general del Estado” o como estudiante de Ciencias Sociales, Políticas, Económicas y Derecho Público con la tesis “Teoría marxista del valor”.

Sus acciones como Presidente de la Comisión Nacional de Colaboración Económica y Científico-Técnica y como representante permanente de Cuba ante el CAME, organismo del cual fue presidente de su Comité Ejecutivo, impulsaron el desarrollo industrial cubano desde finales de los años 60 hasta mediados de los 80.

Quizás menos conocida es su presencia en la Sierra Maestra en 1958,  pero no podemos olvidar su colaboración decisiva en la redacción de la ley No. 3 de la Sierra Maestra, sobre la reforma agraria. Redactó los Por Cuanto de esa ley, que pasaron íntegramente a constituir la fundamentación de la Ley de Reforma Agraria, emitida por la Revolución en mayo de 1959.

No podemos olvidar que el 2 de enero de 1959 salió de Santiago de Cuba con la columna de Fidel. En Camagüey se adelantó para llegar a Las Villas y renovar su contacto con el Che, a quien ha conocido en la Sierra y llegó a La Habana el día anterior a la entrada victoriosa de Fidel.

Sus palabras impresas en la Ley de Reforma Agraria de alguna forma lo catapultaron en 1962 a que el Consejo de Ministros de Cuba lo nombrara Presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), cargo que desempeñó hasta febrero de 1965.

Hoy más que nunca es importante rescatar sus ideas, cuando el país se encarga de actualizar un modelo social y económico justo y sostenible.

Por eso reafirmamos las palabras de Ricardo Alarcón de Quesada, a diez años de su desaparición física: “Carlos Rafael pertenece a la estirpe de hombres que luchan toda la vida, los que son capaces de fundir cada momento con la causa del pueblo, los imprescindibles.”

En su libro Perfiles, el doctor Armando Hart dijo acertadamente que “es difícil encontrar un suceso de trascendencia política, jurídica, educacional o cultural en general en el que no haya pesado su opinión e iniciativa, por ello lo considera justamente uno de los grandes humanistas cubanos del siglo XX”.

Estas palabras vienen a colación de la celebración en Cienfuegos del Coloquio Carlos Rafael Rodríguez In Memoriam. Estos coloquios se realizan cada 2 años y este es el XIII y este año por primera vez cuenta con representantes de tantas provincias: , Matanzas, Villa Clara, , Ciego de Avila, Camagüey, Las Tunas, Granma y Santiago de Cuba; de las universidades, escuelas provinciales del Partido, incluso una estudiante de Escuela de Arte y una de la Universidad de Ciencias Médicas cienfueguera.

En la cita participa además su hija y su bisnieto, quienes también aportarán al estudio de esta figura política e intelectual cubana.

De los trabajos que se presentarán en las 5 comisiones se desprende que su pensamiento y obra se mantiene vivo, no solo en los ponentes que han viajado a Cienfuegos, sino en las aulas cubanas, donde todavía se recuerda su obra y sus ideas, tan vigentes en el contexto actual.

Es necesario enseñar sus ideas económicas, políticas y sociales en las aulas, en las fábricas, en los centros de trabajo, allí donde quiera que haya un cubano dispuesto a luchar por un país independiente y justo, con una sociedad instruida y educada, y una economía próspera y sostenible.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Sabdiel Batista Díaz

Licenciado en Periodismo, UCLV, 2007. Máster en Estudios Históricos y de Antropología Sociocultural Cubana, UCF, 2014. Blogguer, Community Manager, Diseñador web, Investigador en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *