Redoblan estrategias de prevención contra la epidemia del virus VIH – SIDA

Redoblan estrategias de prevención contra la epidemia del virus VIH – SIDAActualmente la epidemia del VIH-SIDA se concentra en grupos de altos riesgos. Es por ello que en la provincia de Cienfuegos, se refuerzan las estrategias de prevención, para contrarrestar los efectos de la mortífera enfermedad.

No resulta novedoso tratar el tema VIH-SIDA, pero tampoco reiterativo. Las cifras demuestran el incremento de las vidas que cobra la  epidemia en el mundo. Cuba se muestra con una tasa de prevalencia estimada en población sexualmente activa de 0,05 por ciento y es reconocida como una de las más bajas del mundo. En estos momentos casi cuatro mil cubanos viven con el virus y más del 54 % recibe atención ambulatoria en la comunidad.

En la provincia de Cienfuegos son varias las acciones dirigidas a incentivar la búsqueda de comunicación al respecto, también a utilizar los servicios asistenciales y de consejerías ante determinadas dudas que estén relacionadas con la problemática. Entre los aspectos más significativos es evidente,  la concentración de la epidemia en grupos de altos riesgos. Las investigaciones más recientes indican que en los últimos cuatro años quienes más enfermaron del VIH- SIDA superaban las cuatro décadas de vida.

En este sentido también resulta importante visualizar la vulnerabilidad a partir del enfoque de género, un ejemplo de esto,  es que cada ocho de cada diez que se contagiaron con el virus son hombres. La falsa seguridad que prevalece en muchos casos, caracterizados en la mayoría  por confianza en la pareja, ha traído como consecuencia varias complicaciones de salud e incluso social, pues un 26 % del debut clínico indicó en este territorio que estas  personas llevaban de cinco a seis años enfermas. De ahí que por cada 100 diagnosticados existen 25 que aún no lo han sido; de manera más simplificada puede verse que por cada identificación que pueda hacerse se hallan cuatro sin evaluar.

Criterios que exigen de una mayor concienzación al respecto para debilitar tal epidemia, por eso resulta importante decidir por seguras vías ante preocupaciones sobre el estado serológico, la prueba ELIZA lo confirma en sólo ocho minutos y en el territorio se puede acceder en el Centro De Higiene y Epidemiología del territorio.

Aún cuando las estrategias cubanas para el control del VIH/SIDA han sido exitosas, el incremento de la sobrevida de los casos infectados se convierte en un factor de amenaza al elevar el número de personas potencialmente infectantes, a lo anterior se unen los fenómenos de resistencia a los medicamentos retrovirales que hoy comienzan a reportarse internacionalmente.

Todo ello traerá el paulatino incremento de la prevalencia de la enfermedad, lo cual influirá en la dinámica de los servicios de salud, tanto en aquellos especializados para el tratamiento específico, como los encargados de atención de otras afecciones comunes que padecen estos enfermos. El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria es una de las organizaciones que apoya la estrategia nacional de lucha contra el VIH-SIDA en Cuba, es por ello que en estos momentos se ejecuta un proyecto para la Expansión y Descentralización de las acciones de prevención del virus y la Atención Integral a las personas que residen en el país.

Por medio de una serie de resoluciones y declaraciones aprobados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas, el mundo asume una serie de compromisos, acciones y objetivos para detener la propagación del VIH y ampliar de manera significativa el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH.

El Consejo de Seguridad de la ONU hizo historia en enero del año 2000 al plantear por primera vez un debate sobre un problema sanitario: el sida. Mediante la adopción de la Resolución 1308 (2000) puso en evidencia el impacto cada vez mayor del sida en la inestabilidad social y las situaciones de emergencia, así como las posibles repercusiones del VIH en la salud de las fuerzas internacionales de mantenimiento de la paz.Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), entre los que se encuentran reducir a la mitad la pobreza extrema y hacer retroceder la propagación del VIH, así como alcanzar la educación primaria universal, todos antes de 2015, conforman un proyecto acordado por todos los países y las principales instituciones del mundo centradas en el desarrollo. En el 2006, los Estados Miembros de las Naciones Unidas adoptaron unánimemente una declaración política durante la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General sobre el sida. Esta declaración constituye un sólido mandato para mejorar la respuesta a la epidemia ampliando el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo a las personas con VIH. En esta ocasión se reafirma la Declaración de Compromiso y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en particular el objetivo de detener la propagación del VIH para 2015.

EL 25 de septiembre de 2008 los dirigentes mundiales se dieron cita en Nueva York  en una reunión de alto nivel convocada por el Secretario General de la ONU y el Presidente de la Asamblea General de la ONU para renovar los compromisos en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos para el 2015 y establecer planes concretos y adoptar las medidas prácticas.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *