Reestrenos y desafíos de grandes

Reestrenos y desafíos de grandesPor muchos años, resultó común que ya cercano el inicio de la Serie Nacional de Béisbol, Adiel Palma y Norberto González estuvieran ausentes al entrenamiento en el estadio 5 de Septiembre, de Cienfuegos.

Lejos de asumirse como irreverencia o indisciplina, la incorporación tardía de estos lanzadores llenaba a los sureños de orgullo: competían con el equipo grande, o disfrutaban de un merecido descanso tras una soberbia actuación en la grama internacional. Quizás por esos caprichos de la costumbre, ahora nos resulte contradictorio divisar en el terreno los números 16 y 32, pero ahí están. Ahora afrontan metas y desafíos insospechados, fuera o sobre el box, pero siempre apegados a una pasión común: la pelota.

EL JUEGO DESDE AFUERA

Tantas despedidas requirió su grandeza, que llegamos a pensar que serían definitivas. Verlo de cuello y corbata en la grama del estadio que lo vio crecerse como pitcher, nunca engañó a sus seguidores: muy pronto vestiría nuevamente el verdinegro de los Elefantes, y así lo hizo.

Convertirse en entrenador de pitcheo de la preselección cienfueguera, junto a glorias deportivas de la provincia, como Adeivys Manso y Desy Lomba, constituye para Adiel Palma una forma de perpetuar su larga y fructífera carrera. Como en cada salida al box, se preparó muy bien para este movimiento:

“Ya esperaba este momento -comenta al CINCO de Septiembre digital-. Algún día me tocaría y tenía que asumirlo con responsabilidad. Te puedo decir que le estoy poniendo muchas ganas y deseos a esta nueva responsabilidad”, asegura.

Mirar el juego desde afuera implica de por sí uno de sus grandes retos: darle organización y efectividad sin la bola en la mano, es mucho más complicado:

“Me ha sido difícil adaptarme. Durante toda mi carrera recibí orientaciones y no estoy adaptado a impartirlas. Resulta difícil planificar una cosa y que por cuestiones humanas salga algo muy distinto a lo planeado… y peor aún, no poder hacerlo uno mismo”

Coequipero de la mayoría de sus pupilos, resulta una voz autorizada para valorar su desempeño: “Este año las cosas se ven diferentes, hay mayor sentido de colectivismo, la comunicación entre nosotros mejora por día. Sin lugar a dudas la motivación es superior, le están poniendo mucho empeño al juego”.

IMPORTA CUÁNTAS VECES TE LEVANTAS

No por nueva resulta satisfactoria la experiencia del olímpico Norberto González. Quedar fuera del equipo que representa a Cuba en el Campeonato Mundial de la disciplina fue una noticia, esperada por algunos, pero sin dudas, sorprendente para todos.

Lanzador de grandes eventos, de experiencia y control plausibles, Norberto no se escuda en justificaciones y reconoce que: “No me encontraba al cien por ciento. Mi rendimiento en el año dejó que desear y esa fue la razón por la cual no integré el equipo Cuba”.

Aún así es preciso recurrir a las causas:

“Tuve varias lesiones en la temporada, primero en el muslo y luego una en la rodilla que me tuvo 45 días sin caminar”.

Midiendo el valor por las veces que nos reponemos de las caídas, Norberto pone todo su empeño en recuperarse del mal trance:

“Estar entrenando con la preselección es una muy buena oportunidad para recuperarme. Hace mucho tiempo no tenía la posibilidad de prepararme con mi equipo y creo que eso me ayude mucho. Quiero acercarme al récord de Palma como pitcher, con más juegos ganados en la provincia con 120, y por supuesto, integrar nuevamente el equipo Cuba”.

En pláticas anteriores había comentado su decisión de que jugaría pelota hasta que estuviera en condiciones de integrarse al “Cuba”. Hoy, en plena preparación, confirma que: “Sí, este será un año definitorio para mi carrera: si no logro recuperarme como pitcher, creo que seré más útil como entrenador”.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *