Relevo de amor e internacionalismo

Existen ahora más de 13 mil médicos cubanos en el programa social-comunitario "Barrio Adentro", de la República Bolivariana de VenezuelaLa historia de Elia y Mavel pudiera ser similar a la de los más de 13 mil médicos cubanos con responsabilidades en el programa social-comunitario “Barrio Adentro”, de la República Bolivariana de Venezuela.

Sin embargo, el caso de las dos odontólogas de Cumanayagua, municipio de la provincia de Cienfuegos, resulta peculiar en varios sentidos. Dos hermanas que casualmente se convirtieron una en relevo de la otra, tanto en el aspecto profesional como en el familiar. Sirva el ejemplo de ambas, como homenaje en este tres de octubre, Día de la Odontología Latinoamericana.

Elia

En mayo del 2004, Elia Muñoz Hernández viajó a la nación venezolana para comenzar su trabajo como dentista en Los Teques, zona rural del estado de Miranda. En Cuba dejó encargada de la familia a su hermana Mavel, con la cual comparte también su profesión.

“Al llegar, mis expectativas eran las de casi todos mis colegas: cumplir con la tarea encomendada y garantizar la atención a pacientes que nunca habían recibido servicios de salud gratuitos, pues las únicas clínicas cercanas son extremadamente caras para el poblador común”, explicó la especialista.

“Como parte de la misión, en la comunidad funcionaba también una consulta con un médico, una óptica con tres técnicos, un instructor de deporte y un funcionario de higiene, además de la sala de estomatología compartida con otro compañero.”

Paralelo a sus obligaciones como profesional de la salud, Elia también tuvo que desmentir afirmaciones contra Cuba y su ayuda desinteresada al pueblo venezolano.

Hubo momentos difíciles también en su vida personal como el deceso de su madre mientras se hallaba lejos del hogar. A pesar de los contratiempos y la nostalgia, Elia afirmó sentirse satisfecha.

“Tengo el orgullo de haber llevado los servicios de salud a personas que tanto lo necesitaban y luego, a mi regreso, incorporarme a mi centro de trabajo después de cinco años lejos de la Patria.”

 Mavel

En la comunidad de Lagunetica, en Los Teques, ya todos la conocen. Es la hermana de la  doctora Elia, sobrada referencia para los pacientes de la zona.

Mavel Muñoz Hernández encontró a su llegada, a finales de julio del 2009, un ambiente de reconocimiento y familiaridad.

“Llegué con la expectativa de ser útil, conocer nuevas personas, vivir nuevas experiencias”, comentó -vía correo electrónico- la especialista.

“Mis funciones consisten en atender directamente la población enferma, además de mantener al día las estadísticas, la limpieza de la consulta, la esterilización del instrumental y pedido de medicamentos.”

“Las jornadas de trabajo sirven también para confraternizar: los venezolanos hacen muchas preguntas sobre Cuba, las comidas y costumbres”, señaló Mavel.

Para los años venideros sobran las responsabilidades

“La labor aquí es muy importante, en primer lugar es gratis y se les ofrecen al paciente hasta los medicamentos requeridos si los tenemos al alcance, pues muchas personas no disponen de dinero para pagar consultas privadas, sobre todo los servicios de estomatología.”

“Por otra parte está el valor humano, y la trascendencia política de poner en alto el nombre de la Isla a través de la cooperación entre los pueblos.”

Relevo

Relevo aseguradoElia y Mavel comparten mucho: el ser cubanas, médicos, madres y hermanas. Ahora también cada una se ha encargado de reemplazar a la otra.

Mientras Elia, la mayor, trabajó en Venezuela, Mavel cuidó de la familia y de su sobrino, al tiempo que cumplía con sus obligaciones en el Policlínico Universitario Aracelio Rodríguez Castellón, de Cumanayagua.

Actualmente, Mavel atiende a los antiguos pacientes venezolanos de su hermana, mientras que Elia la relevó en la consulta de odontología en la institución de salud cienfueguera, así como en el cuidado de la casa y de su hijo adolescente.

“Para mí fue un gran alivio saber que Mavel trabajaría en el mismo sitio que yo, la población y los cooperantes de ese lugar son muy buenas personas y sé que podrá cumplir la misión sin dificultades, aseguró Elia.

“Aquí todos recuerdan a mi hermana, me comparan con ella y son muy amables, lo cual me ha servido para adaptarme y desempeñar mejor mis responsabilidades, concluyó Mavel.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *