Rinde Centro Cultural Cienfueguero homenaje a Benny Moré

Rinde Centro Cultural Cienfueguero homenaje a Benny Moré

En el contexto del aniversario 55 de la desaparición física del Sonero Mayor, el 19 de febrero, el Centro Cultural de las Artes Benny Moré en Cienfuegos, desarrollará una variada programación en su memoria.

Ileana Rodríguez, directora de la institución, informó que resaltarán la vida y obra del Bárbaro del Ritmo a través de conferencias, coloquios, conversatorios y presentaciones de artistas locales e invitados.

La música tradicional tiene espacio en el Centro Cultural de las Artes en Cienfuegos, con agrupaciones pertenecientes a la Empresa Comercializadora de la Música  y los Espectáculos Rafael Lay, así como la rumba, los tríos y el bolero.

Además, la danza prestigia las noches sabatinas y el domingo el dúo Así Son, contagia con sus melodías al público asistente a las peñas, en tanto, un grupo de jazz juvenil de Canadá actuó en el recinto.

Más sobre Benny Moré

Fue uno de los más trascendentales músicos cubanos. Su amplio registro para la interpretación, y su capacidad innata para la composición musical lo han colocado en el cenit de la cultura cubana. Sus grabaciones han continuado escuchándose en el tiempo y su vida ha constituido ya una leyenda.

Su última actuación con la propia orquesta fue en el pueblo de Palmira, Las Villas, el día 16 de febrero de 1963. Su primer vómito de sangre lo tiene en Colón, ya en La Habana fueron directamente para La Cumbre por petición del Benny de ver a sus hijos (presintiendo la muerte) Solo le quedaban pocas semanas de vida, aunque su espíritu batallador lo mantenía en pie.

Muy grave, el lunes 18 al amanecer vuelve a ponerse mal, por lo que el médico decide ingresarlo en el Hospital de Emergencias, provisionalmente. Allí se le administra plasmas y a partir de la 1.00 pm del mismo día cae en estado de coma. Fue trasladado a la sala H, cama 22 donde no se recuperó. Estuvo sin conocimiento hasta el el martes 19 a las 9.15 en que murió a la temprana edad de cuarenta y tres años.

Bartolomé Maximiliano Moré, el Benny, fue bohemio, trashumante, sincero, desbordado, mujeriego, machista, sensual, tierno, violento, derrochador, pero sobre todo, un cubano auténtico. No fue un hombre perfecto. Los orishas tampoco lo son.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Lázaro Dubet Jiménez

Periodista de Radio Reloj.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *