Se avecinan cambios para Escuela Pedagógica cienfueguera

Se avecinan cambios para Escuela Pedagógica cienfuegueraLas escuelas pedagógicas asoman en el escenario educacional de Cuba para constituir otro paso en el avance de las transformaciones iniciadas el curso pasado en el sector. Con su aparición, tales cambios adquieren mayor profundidad pues amplían sus márgenes más allá de la resolución de los problemas actuales, hasta llegar a su prevención con la mirada puesta en el futuro inmediato.

De manera paralela al aumento del rigor en las evaluaciones y a la exigencia de superior calidad en la impartición de conocimiento por parte de los preceptores en activo, devenía imperativo accionar sobre la preparación de los maestros desde ópticas atemperadas a los tiempos presentes.

En Cienfuegos, de forma similar a lo ocurrido en otros 10 territorios de la Isla, la institución fue ubicada en la antigua Escuela de Instructores de Arte “Octavio García Hernández”. El edificio alberga a quienes se instruirán en el trabajo concerniente a la Enseñanza Primaria y los círculos infantiles, recién egresados de noveno grado; junto a la matrícula correspondiente al segundo y tercer años de las disciplinas artísticas, pues el cuarto realiza prácticas pre-profesionales.

¿Retos? …armonizar

Según Arturo Apesteguía, director del centro, el mayor reto consiste en armonizar ambas especialidades. “No puede haber divorcio, dicotomía; desde la organización escolar lo prevemos. No podemos equivocarnos en la formación de los muchachos, y lo haremos con ciencia”, asegura.

Varias asignaturas relacionadas con el magisterio, además de otras básicas como la Matemática, Química y Física, se suman a las habitualmente ofrecidas y, por ello, también se incorporan docentes al claustro del plantel. Al respecto, Walkiria Jiménez Ciscal, de Música, considera: “Cuando uno es profesional, en el amplio sentido de la palabra, la mente se halla abierta a los cambios, siempre que sean para bien. Hay que interactuar con el alumnado sin diferencias, integrados”.

Adrián Abreus González, subdirector de actividades, aclara: “intentamos englobarlo todo dentro de la visión de escuela pedagógica. También los instructores de arte deberán saber enseñar”.

“El asesoramiento técnico-metodológico corre a cargo de la Universidad de Ciencias Pedagógicas ‘Conrado Benítez’; y la parte administrativa, de la Dirección Provincial de Educación, explica Apesteguía. Los estudiantes carecen de vocación definida, a causa de su edad, y potenciaremos eso, al igual que la orientación profesional”.

Así, algunos locales han sufrido modificaciones para convertirse en aulas especializadas de Historia de Cuba, Educación Primaria y Preescolar. Mientras,  escuelas anexas al centro también contribuirán a la formación de los educandos desde el punto de vista práctico. El programa curricular incluye 40 semanas de adiestramiento frente a alumnos reales y un ejercicio final para la graduación, luego de cuatro años.

Bárbara Bermúdez Monteagudo, jefa del Departamento de Educación Preescolar, pretende despertar la sensibilidad de sus discípulos acerca de las necesidades de las primeras edades y el conocimiento del mundo de los pequeños: “No devendrá empeño fácil, pues la mayoría de los profesores no son graduados de esta carrera, pero han dedicado muchos años a la actividad. Haremos todo lo posible por que los círculos infantiles se pueblen del personal apropiado”.

Entre las proyecciones de la “Octavio García Hernández”, cuentan incluso perspectivas de abrir una biblioteca con abundantes materiales dedicados a la pedagogía y posibilidades de prestar servicio a la comunidad circundante.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *