Simón Bolívar, El libertador

Simón Bolívar, El libertaSimón Bolívar legó a la posteridad numerosos y copiosos documentos y escritos, los cuales poseen notable actualidad. Lo novedoso y enjundioso de su pensamiento se caracterizaron por su excepcional manera de expresarse.

Nacido el 24 de julio de 1789, en su vida recibió numerosos títulos distinguidos, entre ellos, General de los Ejércitos, Jefe Supremo y Presidente de la República.

Sin embargo, el que más llenó su corazón fue el de Libertador. Tanto es así que, como tal, posee plena vigencia en lo más puro y elevado de la conciencia americana. Simón Bolívar es considerado figura cumbre por historiadores y estudiosos del quehacer hispanoamericano y mundial. Tuvo el raro privilegio de ser hombre de acción y pensamiento.

Las actividades políticas y militares acometidas a lo largo de su existencia, signan al Continente Sur desde el mar Caribe hasta la cordillera andina; desde el Orinoco hasta Potosí.

Durante dos décadas de incesante actividad, concibe y desarrolla el proceso de la independencia, el cual dio lugar a la formación de varias naciones suramericanas como Venezuela, Colombia, Ecuador, y Bolivia.

Temprano mueren sus padres y queda al abrigo de su abuelo y tíos. Su educación resulta inestable hasta que deciden enviarlo a estudiar a donde, años más tarde, se enamora y contrae nupcias con María Teresa Rodríguez del Toro, con la cual se establece en Caracas.

Ocho meses después ella fallece y abatido decide regresar a Europa donde lleva una existencia angustiada y libertina. Es su maestro, el caraqueño Simón Rodríguez, quien lo rescata de tales desatinos y lo introduce en el mundo del conocimiento de las corrientes políticas y de pensamiento más avanzadas de la época.

De tal suerte, el 15 de agosto de 1805, de tránsito por Roma, Italia, jura ante su educador que dedicará su vida al empeño de la gesta libertaria, algo que habría parecido quimera en aquella época.

A fines de 1806 recorre varias ciudades de Estados Unidos y conoce de cerca a personajes que serán vitales luego en sus luchas por la libertad. Regresa a Caracas, se reintegra a su vida de criollo, pero sin abandonar la decisión tomada en Roma y se mezcla con grupos conspiradores.

En 1808 lo detienen, junto a otros jóvenes, por tales actividades. Casi tres años más tarde, el tres de julio de 1811, como líder de la Junta Patriótica, pronuncia su primer discurso.

A partir de entonces y hasta 1824 se ve envuelto en innumerables campañas militares. Su pensamiento político ha madurado y entra de lleno en la nueva realidad de la política continental. Se hace sentir su presencia en las fronteras de los grandes estados sureños: Brasil, Argentina, Chile, Paraguay… al tiempo que plantea la independencia de toda la América del Sur.

En 1826 hace su último viaje a Venezuela y se inicia la parte más dolorosa y trágica de su vida, en la cual aprecia la destrucción de sus luchas precisamente por hombres a los cuales hizo libres. Ha envejecido prematuramente.

El 17 de diciembre de 1830, luego de lanzar su última proclama, y tras dolorosa enfermedad, muere a los 47 años de edad.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *