Sobrecumplieron producciones las unidades cienfuegueras destinadas a la cría intensiva de claria

Sobrecumplieron producciones las unidades cienfuegueras destinadas a la cría intensiva de claria

Las unidades cienfuegueras que realizan el cultivo intensivo de la claria lograron los mejores indicadores de eficiencia en el país. Hasta la fecha sobrecumplieron en 127 toneladas las producciones previstas para este año con destino a la industria.

Cada vez son mayores los volúmenes de las capturas como resultado de buenas siembras. Aquí se aseguran de que cada paso responda a la calidad del flujo tecnológico para lograr la supervivencia e incremento productivo.

Según explicó a este medio Marcial Fraga Jefe de la Granja Cumanayagua ubicada en Cienfuegos, provincia del centro sur cubano “Nosotros estamos logrando pesos superiores con la siembra de estanques con setenta, ochenta y hasta con cien gramos de peso promedio y eso favorece los rendimientos y el por ciento de supervivencia porque hay menos depredación de las aves”.

Por eso unidades destinadas a la cría intensiva de claria en el territorio muestran un salto productivo. Ejemplo de ello es la Granja Cumanayagua que sobresale por el adecuado manejo y rigor del balance nutricional a la biomasa. En tal sentido Fraga añadió que “El país pide dos mil peces para producir una tonelada y logramos disminuir el gasto por el concepto de cumplir de cumplir tal indicador con menos peces”.

Pertenecientes a la Empresa Pesquera Industrial de Cienfuegos ese colectivo ya incrementó en 80 toneladas su plan anual. Hace algunos meses recuperaron estas piscinas de hormigón donde logran mejores rendimientos en relación a los estanques de tierra. Una óptima explotación de la infraestructura y del recurso hídrico que abastece aquí la presa Avilés, la de mayor extensión en la provincia.

Guillermo Armas, Director de la actividad acuícola en este centro sur territorio declaró que “La estrategia conlleva a ir programando la pesca y la siembra de cada cultivo en el momento establecido es decir que la provincia cumpliendo esta estrategia ya tiene crecimiento en el plan del año 2016”.

Resultados que junto a la granja Galindo ubican a la provincia como la mejor del país según los indicadores de eficiencia y segundos en el cumplimiento del plan productivo del año. Un reto para continuar en el empeño de aportar más a la alimentación del pueblo.

La Claria es del género de pez gato (orden Siluriformes) de la familia de Clariidae (pez gato capaz de respirar fuera del agua) y su nombre se deriva del griego chlaros, que significa vivo, animado, dada la capacidad de estos peces de permanecer vivos fuera del agua largo tiempo.

Algunos miembros de este género pueden alcanzar más de un metro de longitud. Son de rápido crecimiento y muy fértiles, reproduciéndose fácilmente en aguas con condiciones óptimas de oxígeno.

La Claria se explota comercialmente en más de 30 países y su producción mundial está alrededor de las 260 000 toneladas, con una fuerte tendencia al crecimiento

El pez, en condiciones de cultivo, es capaz de ganar 10 gramos de peso por día cuando sobrepasa cierta talla, pues posee la capacidad de convertir el alimento que se le suministra, en peso corporal. Esta característica, junto a otras, lo hace una especie ideal para garantizar crecientes niveles de producción en los cultivos. Su carne, firme y agradable al paladar, con un 18 por ciento de proteína, se compara favorablemente con la de cualquier otro pez tanto de mar como de agua dulce.

En Cuba la Claria fue introducida en 1999, su reproducción, crecimiento, alimentación se realiza con pienso industrial o subproductos de la industria procesadora y su cría en estanques registra altos volúmenes de captura y bajo costo.

Existen diferentes especies dentro del género, entre las que se destacan Clarias macrocephalus y Clarias gariepinus, ambas introducidas en Cuba desde Malasia y Tailandia.

El Ministerio de la Industria Pesquera solo explota y comercializa las clarias que produce en sus granjas de cultivo a lo largo del país y el capturado en los embalses, junto al resto de las especies de agua dulce. Toda esa cosecha se beneficia industrialmente en plantas procesadoras en forma de filetes, siguiendo las normas sanitarias que el país establece para este tipo de producción.

El autor

Mayelín del Sol Santiago

Licenciada en Educación. Especialista en Dirección de Programas Informativos de la Televisión. Periodista en el Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *