Sobresalen en Cienfuegos Hostales y Paladares privados como destinos del turismo

Sobresalen en Cienfuegos Hostales y Paladares privados como destinos del turismo

Más de un centenar de hostales y paladares aparecen como destinos del turismo en Cienfuegos, al mantener contratos con las agencias de viajes Havanatur, Cubanacán y Cubatur, informaron funcionarios del sector en la provincia.

Tal cifra pudiera elevarse en los próximos meses ante la avalancha de extranjeros a la región centro sur de Cuba, ahora cuando apenas inicia la llamada temporada alta. Ello explica el interés de preparar a los trabajadores no estatales en busca de un mejor servicio.

Georgia Espinosa Fernández, subdirectora del Centro de Capacitación del Turismo en Cienfuegos, indicó sobre el comienzo este año de nuevos cursos para cuentapropistas, con valores que fluctúan entre 150 y 500 pesos cubanos (CUP).

“A pesar de existir como estrategia, no habíamos arrancando porque faltaban por definir fichas de costos, precios, además del procedimiento para el cobro. Por eso no se comenzó con toda rapidez.

“El objetivo es incrementar la calidad del producto turístico local, de manera que las ofertas a los visitantes resulten óptimas y proyecten una buena imagen”, apuntó Espinosa Fernández.

No obstante, durante 2015 se abrieron cursos de formación básica exentos de pago, aunque solo hubo matrícula en el dirigido a dependientes gastronómicos. Esta opción todavía prevalece en especialidades como cocina, panadero-repostero, recepcionista hotelero, camarero de alojamiento, animadores y guías turísticos.

Para Yaneisy Mederos Soto, copropietaria del Hostal Soto, “se trata una excelente oportunidad de superación que me permitirá asumir el negocio con mayor profesionalidad”.

La extensión de los cursos depende de la especialidad. Por lo regular, los de capacitación disponen de un corto período de tiempo. Más largos son los de idioma, pues cada nivel requiere de 200 horas clases.

Según Randy Santana González, empleado del restaurante Te quedarás, “aquí aprendemos mucho, conocemos de elementos que necesita el gastronómico para su labor, especialmente cuando se enfrenta al turismo internacional. Trabajamos mejor, al corregir errores en la prestación del servicio”.

Al término de los cursos de formación básica, los cuentapropistas tienen la posibilidad de formar parte de la reserva del sector estatal. Si así lo desean, pueden presentarse en la oficina de empleo del Turismo. Dichas acciones pretenden elevar las cimas de un sector que se roba hoy casi todo el protagonismo dentro de la economía cubana.

Esperamos sus comentarios en Facebook y sus RT en Twitter

El autor

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Periodista en la Editora 5 de Septiembre, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *