Teatro de Las Estaciones regresa a Cienfuegos con Dora Alonso

Teatro de Las Estaciones regresa a Cienfuegos con Dora AlonsoEl Teatro Tomás Terry recibirá una vez más a Las Estaciones, con el espectáculo “Una niña con alas”, a partir de la obra poética para niños de Dora Alonso, ganadora del Premio Casa de las Américas en 1961 y en 1980 y cuyo centenario se celebrará el año próximo.

”Una niña con alas”, paseo escénico por la poesía para niños de Dora Alonso, es el más reciente estreno de Teatro de las Estaciones y se presentará el sábado 13 y domingo 14 de junio, a las 11 de la mañana, en el Teatro Tomás Terry, de Cienfuegos.

La puesta en escena se trata de la segunda estación de la trilogía que abrió Federico de noche, de Norge Espinosa, y que cerrará el homenaje al pianista, intérprete y compositor Bola de Nieve. Además, es el tercer espectáculo del grupo a partir de la obra de Dora Alonso, ganadora del Premio Casa de las Américas en 1961 y en 1980, y cuyo centenario celebraremos el año próximo.

La obra cuenta con los diseños de Zenén Calero, la coreografía de Liliam Padrón y la música original de Ernesto Perdomo, defendidos en escena por los miembros más jóvenes de Teatro de las Estaciones: Yaitma González, María Laura Germán,  Aniel Horta e Iván García, todos con un trabajo actoral y de animación que rinde homenaje a los tiempos infantiles de Dora Alonso.

La niña Melanie Maragotto tiene a su cargo la voz de la escritora cuando era pequeña. Rubén Darío Salazar es el autor del guión y el responsable de la dirección artística.

A propósito de esta nueva propuesta de Teatro de las Estaciones, el dramaturgo Ulises Rodríguez Febles ha dicho que “además de su función lírica, redimensiona y clarifica un concepto que el espectáculo evidencia: lo fragmentario no se dispersa, sino que se clarifica en un todo iluminador, donde se funde lo visual y la belleza de la prosa y la poesía de Dora, favoreciendo una dramaturgia acertada que rinde homenaje a la niña Doralina y a desbordar su imaginario, de trascendente y hondo lirismo, de profundo sentido ético”.

Por su parte, Norge Espinosa asegura que “la empatía del Teatro de las Estaciones con la lírica como estado de ánimo se reafirma aquí; si en Federico de noche el espíritu lorquiano organizaba una dramaturgia que no por poco convencional dejó de aportar teatralidad, aquí el verso de Dora crea otros senderos de comunicación.

“Un paso de riesgo —agrega Espinosa— con el cual Teatro de las Estaciones demuestra que no deja de apostar por nuevas concepciones, dejando atrás lo trillado, rompiendo moldes, enfrentando criterios anquilosados y gente de poco ver. Sospecho que a Dora le encantaría este regalo: no puedo ofrecer elogio mayor”.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *