Trabajan en Cienfuegos para garantizar la calidad del agua potable

Trabajan en Cienfuegos para garantizar la calidad del agua potable

El completamiento de los filtros de la planta potabilizadora Paso Bonito —sin reposición desde hace una década—, inauguró el grupo de acciones que deben culminar a mediados del próximo año, para darle al pueblo de la Perla del Sur el mejor regalo por su bicentenario: agua de calidad.

Unas 600 toneladas de zeolita conformarán los 90 centímetros del lecho de los doce filtros; un material muy utilizado en el tratamiento del agua, y certificado por Salud Pública. Hasta finales de diciembre, en que deben terminar las labores, habrá un trasiego constante de esas piedras desde la fuente de origen en Ranchuelo, Villa Clara.

En una visita de seguimiento al sistema de abasto a las ciudades de Cienfuegos y Santa Clara, Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente de Recursos Hidráulicos (RH), declaró que han sostenido conversaciones directas con los usuarios y «el estado de opinión ha mejorado porque hay un mejor abastecimiento».

Según dijo a la prensa Agustín Realín Hernández, director general de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, ha habido un incremento de los volúmenes de entrega desde Paso Bonito, principal suministro del tanque de Caunao. «Actualmente tenemos las mejores entradas de los últimos meses, con más de 800 litros por segundo (l/s) como promedio y los servicios han salido en hora y por más tiempo», expresó.

Rodríguez Rodríguez precisó que «los criterios más desfavorables están en la calidad, en cuanto al color y turbiedad, y hacia allí vamos a dirigir los principales esfuerzos».

Antes de abril de 2019, según aseguró el directivo de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, debe montarse y entrar en funcionamiento la toma flotante, que implicaría una «mejora considerable», valoró.

El dispositivo actual se ubica ocho metros por debajo de la superficie. «A medida que se desciende la calidad disminuye. El agua tiene menos oxígeno, posee toda la descomposición de la materia orgánica y sedimentos. Si la extrajéramos de arriba sería mejor, con menos turbidez y con parámetros técnicos superiores. Es una inversión un poco compleja—reconoció Realín Hernández—, pero estamos estudiando las variantes».

Otra bondad de la instalación de la nueva toma y un proceso de filtrado más esmerado es la disminución casi total de la mezcla de agua cruda con agua tratada, según dijo Realín Hernández.

De acuerdo con pruebas realizadas en la planta potabilizadora Paso Bonito, «las mayores alteraciones corresponden al color y no a la turbiedad», apuntó Reinier Álvarez Rojas, director de Ingeniería de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado. El tono ocre del líquido se debe al aumento de los índices de manganeso, un fenómeno que suele ocurrir entre los meses de abril y noviembre, pero este año se ha prolongado.

Según puntualizó el ingeniero químico Jorge Monteagudo Pérez, especialista en el manejo de los recursos hídricos de la Planta, este mineral abunda en los terrenos que cubren las dos presas, y es el sexto más abundante en la naturaleza.

«No es peligroso para la salud porque disuelto el consumo es bajo. El llamado manganismo—enfermedad que provoca esta sustancia—solo aparece cuando se ingieren grandes cantidades durante muchos años. Filtrar el agua en casa elimina parte de esa sustancia», explicó Monteagudo Pérez.

Para el primer trimestre del año se precisan intervenciones en los puntos más complejos de la ciudad de Cienfuegos. «Esa es la intención del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos de conjunto con el Grupo Nacional de Acueducto y todas las entidades del sistema de la provincia, con el apoyo del resto del país», expresó Rodríguez Rodríguez.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Laura Brunet Portela

Licenciada en Periodismo. Periodista en la Cadena Provincial de Radio, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *