Un Patio verde crece en Cienfuegos

Un Patio verde crece en Cienfuegos

No se imaginó Marcelo Llul Díaz que de sus estudios en física nuclear se convertiría en especialista de la flora y la fauna. Pero así fue y aquí está en Cienfuegos satisfecho de llevar a cabo un empeño que se ramifica por instituciones docentes y más allá: El Patio verde.

Llul Díaz se encuentra al frente del Proyecto auspiciado por la Unidad Empresarial de Base de Protección de la Flora y la Fauna en Cienfuegos que ha extendido su labor de educación ambiental a seis años de su creación.

Iniciado en junio de dos mil diez por las escuelas primarias Mariana Grajales y Camilo Cienfuegos, alcanza hoy a 16 planteles estudiantiles de la enseñanza regular y especial y a los diferentes niveles: primaria, secundaria, preuniversitaria y universitaria.

Ana Ili Antúnez Tamayo, de la escuela Guerrillero Heroico y Taimín Santana Mollinea, de la primaria Camilo Cienfuegos se encargan de atender los Círculos de Interés en esos centros escolares; son a su vez una especie de enlaces con Marcelo Llul.

“Todos los miércoles nos reunimos con los niños y hablamos del cuidado de la naturaleza. Ellos han aprendido temas como el surgimiento de la vida en la tierra, de los dinosaurios, los reptiles y los mamíferos y de la evolución del hombre “, expresó Ana Ili.

De igual forma Taimín hizo referencia a su labor y al interés que prestan los niños para conocer más sobre las especies exóticas invasoras, dañinas; las endémicas, las migratorias y cómo en este período los alumnos de la Mariana Grajales han interactuado con los niños autistas.

Marcel Cadalzo Leandro, es uno de los alumnos de primaria integrante del proyecto Patio Verde. El no sólo se desenvuelve con soltura cuando se refiere a las plantas y los animales, sino que enfatiza sobre todo en la conciencia de la necesidad de cuidar el entorno. Así, ejemplifica con el majá de Santamaría, la gallinuela de Santo Tomás, el almiquí y el manjuarí como especies amenazadas.

Como tesoro propio muestra a los demás su colección de objetos relacionados con animales, como la piel de majá, un diente de tiburón, una pluma de faisán, otra de golondrina…

Oír hablar a los pequeños de sus experiencias en Patio Verde, lo que han aprendido de la naturaleza, el conocimiento de las diversas especies de plantas y animales es ya algo natural, pero que ha requerido de constancia y dedicación.

A sólo unos días del cumpleaños cuarenta de la Empresa Nacional de Flora y Fauna, este 15 de diciembre, Marcelo Lull Díaz al frente del Proyecto Patio Verde, valora la contribución al cuidado del entorno:

“Para nosotros el trabajo de Patio Verde ha sido muy importante porque hemos podido llevar a diferentes enseñanzas, regular y especial, determinados valores de la flora y la fauna y también inculcar en aquellos niños los valores para ser mejores personas, incluidas las que tienen necesidades educativas especiales”.

“Para nosotros ha significado mucho porque nos ha aportado, nos ha enseñado a trabajar con este tipo de enseñanza; se aprende mucho cuando estamos en este mundo del cuidado del medio ambiente y del entorno, a través de las diferentes maneras que tenemos de trabajar con los niños.”

Ahora comienza una nueva etapa, la interacción entre los Círculos de Interés en las escuela y las casas de abuelo, primero la de Punta Gorda y a través de las Sociedades Científicas llegar también a los preuniversitarios Félix Edén Aguada y Eduardo García Delgado.

Hoy el Proyecto Patio Verde en Cienfuegos tiene un aval significativo, amparado por los premios del CITMA y otras instituciones de la provincia y el país.

El autor

Ramón Lobaina Consuegra

Licenciado en Periodismo. Periodista de la Cadena Provincial de Radio, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *