Una pelea cubana contra el marabú

Una pelea cubana contra el marabú

Cerca de 6 000 hectáreas totalmente cubiertas por el marabú han sido buldoceadas, preparadas y sembradas en diversas formas productivas del territorio, en otra demostración de que es posible eliminar el arbusto y aprovechar las áreas que ha invadido.

Yoan Sarduy Alonso, delegado del Ministerio de la Agricultura (Minagri) en la provincia, compartió que las primeras tierras recuperadas fueron 3 000 hectáreas distribuidas durante el 2016 para cultivos varios y ganadería, todas en producción hoy.

A las anteriores se sumaron otras 2 000 hectáreas salvadas a lo largo del 2017, gracias al quehacer de los campesinos vinculados al Decreto Ley 300.

Sarduy Alonso subrayó el encomiable trabajo ejecutado en tal sentido en los dos principales polos productivos de Cienfuegos, la Empresa Agropecuaria Horquita y la Empresa Agropecuaria Juraguá, ambas enclavadas en el municipio de Abreus, encargado de proporcionar el 70 % de la comida de la provincia y, además, de enviar alimentos a la capital cubana.

Específicamente en Horquita, de cara a la recién finalizada campaña de siembra de la papa, eliminaron de marabú y plantaron más de 450 hectáreas; y existen varias áreas focalizadas en el enclave donde se repetirá la necesaria obra. A las anteriores se suman alrededor de 300 hectáreas en Juraguá.

El Delegado del Minagri destacó que resulta muy beneficiosa la siembra en tierras rescatadas del marabú, por sus niveles de rendimiento, debido a que son terrenos con abundante variedad y calidad de nutrientes.

Sobre el marabú

El Marabú (Dichrostachys cinerea) es un arbusto con ramas espinosas, de la familia Mimosaceae, nunca crece aislado sino formando masas compactas impenetrables y alcanza más 4-5 m de altura. Ocupa gran cantidad de espacio en los pastizales y áreas forrajeras, que determinan una disminución del número de animales por área.

Es un arbusto o árbol pequeño que alcanza por lo común alturas máximas de 4 a 5 m y excepcionalmente en suelos propicios y húmedos alcanza hasta 10 m de altura y hasta 18 cm de diámetro. Sus troncos son bastante tortuosos, con numerosas ramificaciones gruesas y finas, muy espinosas que suelen formar entramados impenetrables. La corteza es gris, pardo grisácea o blanquecina y las espinas solitarias, gruesas y punzantes, de 1 a 2,5 cm de largo. Las ramas jóvenes hirsuto tomentosas.

Puede producir heridas severas al ganado, principalmente en la ubre, patas y ojos, que determinan muchas de ellas, la salida de la producción. Con el marabú se dificultan las labores de agrotecnia en los potreros, cuartones y áreas forrajeras, y se convierten en hospederos de insectos y plagas que afectan al ganado, al pasto y al hombre.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo. Periodista del Semanario 5 de Septiembre y del Periódico Granma.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *