¿Usted es de los que ronca de noche?

¿Usted es de los que ronca de noche?Si usted es de los que ronca de noche, le informo que científicos norteamericanos han publicado recientemente una guía que permitirá a médicos y personal sanitario actuar adecuadamente frente a la ronquera o disfonía, una afección de las cuerdas vocales que afecta a una buena parte de la población mundial.

La estrategia, divulgada en la revista Otolaryngology-Head and Neck Surgery, indica que aunque la mayoría de las disfonías están originadas por causas benignas y se curan solas, los especialistas deben considerar la posibilidad de un trastorno subyacente, como un tumor de laringe.

Aunque es un perturbación muy común, muchos médicos no tienen claro qué terapia seguir en estos casos, por lo que los especialistas estadounidenses hacen hincapié en las medidas de prevención, como puede ser, una correcta hidratación o mantenerse alejado del tabaco.

La ronquera afecta en cualquier momento al 6,6 por ciento de la población y uno de cada tres individuos la sufrirá a lo largo de su vida.

Un dato más a tener en cuenta es que esta afección vocal inquieta hasta un 50 por ciento más a las mujeres que a los hombres. Otros grupos de riesgo son los niños, (especialmente entre los ocho y los 14 años), los ancianos y quienes usan su voz como instrumento de trabajo (profesores, teleoperadores, instructores de aerobic y artistas, entre otros).

Tal y como destaca la guía, aunque la mayoría de las disfonías están originadas por causas benignas y se curan por sí solas, los sanitarios deben considerar la posibilidad de que exista un trastorno subyacente, como un tumor en la laringe o los efectos secundarios de una medicación. Por este motivo, se aconseja el uso de la laringoscopia para visualizar la laringe y las cuerdas vocales si la ronquera persiste en el tiempo o si su causa es incierta. Esta debe ser la primera prueba diagnóstica a realizar y no resonancias magnéticas o tomografías computarizadas.

Además, el documento señala que los medicamentos antirreflujo no deben ser prescritos para tratar la ronquera a menos que haya síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico (como el ardor de estómago o la regurgitación) o inflamación de la laringe observada a través de la laringoscopia, al tiempo que sostiene que esteroides y antibióticos orales no están recomendados para combatir la disfonía, por lo que no deben usarse de forma rutinaria.

Por otra parte, la foniatría es reconocida como una terapia adecuada para tratar este trastorno, apta para cualquier grupo de edad, aunque antes debe practicarse una laringoscopia y su resultado ha de comunicarse al especialista que llevará a cabo la terapia, que suele constar de una a dos sesiones semanales durante un tiempo que oscila entre cuatro y ocho semanas.

Finalmente, la guía aclara que, aunque la cirugía no es el tratamiento principal para la mayoría de las ronqueras, puede estar indicada si existe sospecha de cáncer, tumores, movimiento anormal de las cuerdas vocales o tono anormal de los músculos de las mismas y hace hincapié en las medidas de prevención.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *