Vaqueros enlazaron a las Naranjas en la final de Serie Nacional de Béisbol

Vaqueros enlazaron a las Naranjas en la final de Serie Nacional de Béisbol Lo que pocos pronosticaban se ha hecho realidad. La gran final de la Serie Nacional de Béisbol traslada sus acciones al estadio Augusto César Sandino de Santa Clara con balance favorable a los Vaqueros de Esteban Lombillo, dos victorias por cero.

Hasta el más optimista seguidor de La Habana estaría contento con una división de honores, teniendo en cuenta la tremenda postemporada jugada hasta aquí por los muchachos que dirige Eduardo Martín. Pero el terreno del “Nelson Fernández” dijo otra cosa, y aunque cerradas, par de victorias al fin consiguieron los locales para poner a los villaclareños en situación comprometida.

Reza un viejo axioma que el 75 por ciento del juego de pelota descansa en el pitcheo. Y al menos eso se demostró en los dos primeros juegos del Play Off final. El zurdo Yulieski González y el ¿prometedor? Miguel Alfredo González se presentaron en magnífica forma, y si hoy el balance favorece a su equipo mucho se debe a las labores monticulares de ese par. Las palmas también para Jonder Martínez, capaz de apagar con categoría la rebelión naranja en la novena entrada del segundo choque.

Todo lo contrario le ocurrió al experimentado Eduardo Martín. Su cerrador por excelencia, y sin discusión uno de los mejores del país, no tuvo un fin de semana feliz, y en ambas ocasiones resultó bateado. Es cierto que en el primer juego pudo haber sido perjudicado por el árbitro principal Omar Lucero, cuando en el final del noveno no cantó un lanzamiento que debió decretar el ponche a Rafael Orta, pero en resumen “Machete” Ulacia no se presentó en su forma acostumbrada y permitió libertades a la tanda de los Vaqueros.

Ya que hablamos de arbitraje, es cierto que son personajes bastante cuestionados y en ocasiones sin toda la razón, pero llamo la atención sobre los esfuerzos que se realizan en la actualidad por levantar el techo de nuestra pelota, y sobre sus hombros descansa una enorme responsabilidad: estar a la altura de ese béisbol al que aspiramos. Sí, son seres humanos, pero que decidieron seguir ese camino y parece que en esta postemporada van siendo demasiadas las pifias de los señores de negro.

Jamás había sido testigo de un batazo, decretado jonrón por el juez del jardín izquierdo, y luego out sobre el corredor en la tercera almohadilla porque la pelota no había ido más allá de los límites del terreno de juego. Si no lo recuerdan, los remito al compromiso La Habana-. El bateador: Danger Guerreo y el pitcher Yuniesky Maya. Asimismo, luego de revisar el “vídeo”, se han echado atrás decisiones en otros desafíos. Pero la misma televisión nos ha enseñado, por poner dos ejemplos, el mencionado lanzamiento de Ulacia, y un out sobre Ariel Borrero en la intermedia durante el segundo choque, que a todas luces fue safe.

Del resto, costó bien caro el error del máscara Yulexis La Rosa en el partido inaugural, que además de dos carreras al contrario casi propició la salida del box de su estrella Freddy Asiel Álvarez. Por otra parte, Villa Clara volvió a demostrar que jamás se da por vencido, y en ambos juegos pusieron las cosas “calientes” en las postrimerías ante los relevistas de lujo de Lombillo. El mismísimo Miguel Lahera tuvo que ir a las duchas tras soportar cañonazos consecutivos de Yuniet Flores, Andy Zamora y Ariel Borrero, precisamente a la hora de recoger los maderos.

Las acciones se trasladan hacia la “Ciudad Naranja”, como bien la ha bautizado el comentarista deportivo Rodolfo García. Habrá que ver si la garra villaclareña puede dar el vuelco a la situación, o si el pitcheo de los Vaqueros puede guiarlos a su primera corona en la historia de las series nacionales.

El autor

Redacción Digital

Editor web de las Redacción Digital del Canal de televisión Perlavisión, de la ciudad cubana de Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *