Villa Yaguanabo: espacio donde se mezclan naturaleza y distracción

Villa Yaguanabo: espacio donde se mezclan naturaleza y distracción

Un ambiente natural y acogedor para el descanso, en la unión del Río Yaguanabo y las aguas del Mar Caribe, justo al pie del Macizo Montañoso Guamuhaya en el centro sur de Cuba, se puede encontrar la Villa Yaguanabo, perteneciente a la cadena Islazul en Cienfuegos.

Cuenta la historia que fue tierra del cacique homónimo del lugar, y tiempo después, refugio de corsarios y piratas que  buscaban agua potable a su entrada a las costas de la Isla; allí el ecosistema se pone al servicio de foráneos que anhelan la interacción con la naturaleza.

La villa, ubicada aproximadamente a 60 kilómetros de la ciudad de Cienfuegos y a 25 km de Trinidad, cuenta con más de 50 habitaciones dobles estándar y otras dos para huéspedes discapacitados.

Un restaurante especializado en comidas internacionales, dos bares-cafeterías, una sala de juegos, una sala de fiestas para espectáculos nocturnos, una cancha de voleibol y áreas de estancias ambientadas con hamacas y palapas para actividades de lectura o la contemplación de excelentes puestas de sol frente a la costa, constituyen sus principales atractivos.

Villa Yaguanabo: espacio donde se mezclan naturaleza y distracción

A través de la Empresa de Flora y Fauna, se ofrecen excursiones a lugares cercanos al hotel, como el Centro Náutico para la práctica de buceo, snorkeling y pesca deportiva, y la opción más tentadora para muchos, suele ser la visita al Valle La Iguana.

Poco más de un kilómetro separan a la villa del Valle, escenario donde turistas nacionales y extranjeros disfrutan mediante un recorrido del senderismo, intercambio con la vegetación, la equitación, el baño en aguas con propiedades minero-medicinales y el regreso en bote a través del río.

Villa Yaguanabo: espacio donde se mezclan naturaleza y distracción

Empeñados cada día en ofrecer el mejor servicio, los trabajadores gastronómicos del recinto preparan deliciosos platillos típicos de la región, tales como la trenza Yaguanabo, consistente en tres tipos de carnes entrelazadas y cocinadas entre sí, con una guarnición rica en vegetales y viandas.

Para huéspedes nacionales, con opciones más económicas de comercialización respecto a los paquetes turísticos que se venden desde agencias y turoperadores internacionales, están las ventas online desde la página web de la cadena Islazul, así como su red de burós por todo el país.

Escenario idóneo para el descanso y la distracción, la variedad gastronómica y la interacción directa con la naturaleza, pueden encontrarse en esta suerte de paisaje cienfueguero que fusiona al río con el mar, con la paz y la armonía ambiental.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Anabel Rojo Gessa

Licenciada en Periodismo. Periodista en el Canal de Televisión Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *