Vilma Espín, heroína para recordar

Vilma Espín, heroína para recordar

“La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida” expresó y así sucede con hombres y mujeres que dejan sus huellas en esta tierra.

Vilma Espín Guillois, heroína e impulsora de varios programas de la Revolución, no está físicamente desde el 18 de junio de 2007 hace ya 12 años. Pero su legado está en la memoria de quienes continuaron sus pasos. La señora alegre, combatiente, de estirpe guerrera, heredada de sus coterráneas Mariana Grajales y Ana Betancourt dedicó parte de su vida a la lucha clandestina. Participó junto a Fidel Castro en la difusión de “La Historia me Absolverá” entre las filas de los revolucionarios de la época.

Con su ímpetu de cambios, impulsó el papel activo de las féminas en la sociedad mediante la creación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y creó los círculos infantiles para el cuidado de los hijos de la mujer trabajadora, centros que hoy destacan por sus resultados en la enseñanza de los infantes en sus primeros años de vida. Logró con voz dulce y firme hacerse escuchar para proponer ideas y materializar sueños en su papel de diputada a la Asamblea Nacional desde la primera legislatura y miembro del Consejo de Estado. Vilma, mujer, amiga, compañera de vida de Raúl Castro, se ganó su lugar en el recuerdo de los cubanos, que agradecen su aporte para mantener la soberanía de esta isla.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Yanelis Pereira García

Licenciada en Periodismo. Periodista del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *