Vilma Espín en la memoria de todos los cubanos y cubanas

Vilma Espín en la memoria de todos los cubanos y cubanas

El 18 de junio de 2007 murió Vilma Espín Guillois, una de las figuras femeninas que formó parte activa de las luchas revolucionarias. Para rendir tributo a su memoria, hoy recordamos pasajes de su vida.

Quienes la conocieron prefieren recordarla así; siempre alegre, optimista y con esa fuerza inigualable que la impulsó a formar parte del proceso revolucionario.

Vilma Espín, la combatiente, la madre, la amiga, nació en tierras santiagueras y heredó la estirpe de mujeres como Mariana Grajales y Ana Betancourt.

En su juventud resaltó en las luchas clandestinas y se entregó por completo al trabajo dentro del movimiento 26 de julio. Más tarde se incorporó al Ejército Rebelde y allí devino como guerrillera del Segundo Frente Oriental “”.

La amiga inquebrantable de Fidel, la compañera de vida de Raúl, dejó significativas huellas en la historia de Cuba. Impulsó el papel activo de las féminas en la sociedad mediante la Federación de Mujeres Cubanas FMC y creó los Círculos Infantiles para el cuidado de los hijos e hijas de la mujer trabajadora.

Diputada a la Asamblea Nacional desde la primera legislatura y miembro del Consejo de Estado, logró con voz dulce y firme hacerse escuchar para proponer ideas y materializar sueños.

La Vilma que todos recuerdan aparece sonriente con la certeza del deber cumplido; con su sentido de justicia y actitud intransigente ante lo mal hecho.

Su partida física dejó en la memoria de los cubanos y cubanas un ejemplo insuperable de lealtad y sacrificio por la permanencia de esta obra revolucionaria.

Si te gustó, esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter

El autor

Yanelis Pereira García

Licenciada en Periodismo. Periodista del Telecentro Perlavisión, en Cienfuegos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *