ZETI en Cienfuegos se diversifica

ZETI en Cienfuegos se diversifica

De la sabiduría atesorada por nuestros ancestros llega aquella popular sentencia de que “nunca es tarde si la dicha es buena”. Como anillo al dedo le viene el refrán a la planta de morteros secos premezclados, en la cual, luego de un buen tiempo en ejecución, al fin se avizora su puesta en marcha.

“Una vez en funcionamiento, la fábrica de tecnología española podría producir diariamente unas 24 toneladas de la argamasa en una jornada de ocho horas de trabajo, ensacadas en bolsas desde 25 hasta70 kilogramos de peso, según la disponibilidad de estos envases y la demanda del cliente”, precisa Manuel López Soto, jefe del Complejo de Producción de Materiales Pepito Tey, perteneciente a la sucursal Cienfuegos de Empresa de Servicios Técnicos e Industriales (ZETI) del sector azucarero.

Única de su tipo en el sistema del Grupo Empresarial AzCuba, al decir del ingeniero Armando López Fons, la planta dispone de un equipamiento completamente automatizado, que además de humanizar la labor, hace mucho más eficiente su funcionamiento.

“Dos autómatas programados, conocidos por PLC, permiten, indistintamente, controlar el encendido de los conductores exteriores, el secador de sílice, así como la alimentación de materiales (cemento, carbonato de calcio y arena) a la torre de dosificación; en tanto, el otrorobot se encarga derectorar la máquina de llenado”, detalla el instrumentista de la sucursal de Zeti en Camagüey.

Para el ingeniero mecánico Alejandro Elías Suárez la fase final de la ejecución de la industria constituyó una contribución decisiva para el aprendizaje durante esta etapa de adiestramiento. Ávido de conocimientos, el joven no pierde oportunidad para aprender de los más experimentados en el giro.

“En realidad, comenta, la nueva planta forma parte de la diversificación de en las producciones de Zeti en la provincia. Su utilidad en la construcción puede valorarse en su justa medida si se tiene en cuenta que aquí podremos obtener hasta trece formulaciones diferentes de morteros secos premezclados para aplicarlas en labores de resano, salpicado, repello, azulejado de paredes y pisos, así como colocación de bloques y ladrillos de diferentes medidas, entre otros usos”.

Como parte de la sustitución de importaciones, el equipamiento tecnológico lo complementa un secador de áridos ciento por ciento cubano. Como lo lee;un grupo de ingenieros y técnicos del patio se dio a la tarea del diseño del equipo, con capacidad suficiente para procesar toda la materia prima de la planta e incluso, emplearlo también en la mezcla de un suplemento alimentario de pienso animal a base de carbonato de cal, zeolita y fosfato.

De acuerdo con López Soto, dado el nivel de automatización de la fábrica de morteros secos, para cubrir la reducida plantilla solo bastan tres operadores, un mecánico de mantenimiento y dos ayudantes. Con ese pequeño colectivo debe iniciar el centro, y de presentarse una mayor demanda del material en el futuro, podría pensarse en el doble turno.

Por lo pronto, se ultiman los detalles del montaje en la especialidad de instrumentación, y según el avance de estas labores, resulta muy probable la fase de puesta en marcha para la segunda quincena de julio próximo. “La etapa de arrancada con carga permite corregir los pormenores del funcionamiento, y si todo sale como pensamos, el próximo paso sería la producción a escala industrial, que tanta falta hace para los programas de viviendas y otras obras del sector e incluso la venta a terceros”, aseguró López Fons.

Por: Armando Sáez Chávez / 5 de Septiembre

!Esperamos tus comentarios en Facebook y tus RT en Twitter. Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *