14 de agosto de 1982: murió el poeta José Ángel Buesa

14 de agosto de 1982: murió el poeta José Ángel Buesa

El poeta José Ángel Buesa, nacido en el municipio cienfueguero de Cruces, murió el 14 de agosto de 1982 en su residencia en Santo Domingo, donde vivía hacía largo tiempo y donde pasó sus últimos días dictando cátedra en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña.

Buesa nació el 2 de septiembre de 1910, en Cruces, ciudad de la antigua provincia de “Las Villas”, actualmente perteneciente a la provincia de Cienfuegos, Cuba.

Su vocación por la poesía despertó cuando era tan sólo un niño y en pocos años su dedicación a la escritura fue equivalente a la de una persona adulta. En su adolescencia se mudó a la ciudad de Cienfuegos para continuar sus estudios en el Colegio de los Hermanos Maristas. Aún joven, se trasladó a La Habana, donde se incorpora a los grupos literarios existentes en aquel entonces.

Publicó su primer libro de poesías a los 22 años de edad y continuó con una producción constante que se difundió ampliamente por todos los países de habla hispana. Se dedicó a escribir para la radio, y en adelante gana el pan de cada día como trabajador intelectual exclusivamente.

Tras una primera etapa muy productiva, Buesa abandonó Cuba en el año 1961 y viajó por por España, Islas Canarias, El Salvador y finalmente se asentó en Santo Domingo.

En el poema que dedicó a su madre, Buesa reflejó claramente el sufrimiento causado por haber tenido que abandonar su tierra natal. Su cuerpo estuvo enterrado en Santo Domingo durante unos años, pero un grupo de fanáticos puertoriqueños consiguieron, con la anuencia de su viuda, que sus restos fueran llevados a Miami, donde ahora descansan.

Trayectoria literaria

El diario contacto con una radioaudiencia inmensa y su temperamento sincero, vibrante, comunicativo, lo llevaron a vivir intensamente cada uno de sus poemas. Cruzando fronteras, sus poemas aparecen traducidos en remotos sitios del mapa, siendo traducidos al inglés, portugués, ruso, polaco, japonés y chino.

Colaboró en la Revista Bohemia, en “Vanidades” y otras muchas publicaciones periódicas. Perteneció al consejo de redacción de la Revista Isla. Trató fundamentalmente el tema erótico en forma mimética y externa, algunos de sus libros, como Oasis y Nuevo Oasis, vieron múltiples ediciones.

Otros libros que editó fueron Misas paganas, Hyacinthus, La vejez de don Juan, Prometeo, Cantos de Proteo, Poeta enamorado y Maya.

Publicó varias antologías de sus poemas. Tradujo Los Trofeos, de José María Heredia y Poemas perversos, de Adrien Roland.

A pesar de que sus obras hayan sido traducidas a varios idiomas, la crítica no siempre ha sido muy bondadosa con él, catalogándolo de poeta fácil, menor y cursi.

!Esperamos tus comentarios en Facebook, en Instagram, y tus RT en Twitter.
!Estamos en Telegram también!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil